Descubre en qué orden ver las películas de Star Wars

Si quieres iniciar un maratón de la exitosa saga de George Lucas, pero no sabes en qué orden ver las películas de Star Wars, no eres el único. Con tantos saltos temporales, secuelas e historias derivadas, es fácil que no sepas cómo comenzar a disfrutar las 11 películas que conforman el universo intergaláctico.

Desde películas hasta videojuegos, cómics, novelas y programas de televisión, la franquicia abarca varias generaciones a través de diversos productos. Sin embargo, a pesar de esa afición compartida por las historias de jedis, siths y las travesías espaciales, hay una cosa en los fanáticos no se ponen de acuerdo: en qué orden ver las películas de Star Wars, por lo cual han surgido una serie de teorías y propuestas.

Con la saga completa disponible en Disney Plus desde el 4 de mayo de 2020, incluyendo The Rise of Skywalker, preparar tu maratón debería ser una tarea muy fácil con esta guía.

Orden de producción

Naturalmente, hay un fuerte argumento para ver las películas en el orden en que se estrenaron en los cines, es decir, en el orden de producción. Esto significa ver la trilogía original, comenzando con el Episodio IV – A New Hope, y luego The Empire Strike Back y The Return of the Jedi, antes de pasar a la trilogía de precuela del Episodio I – The Phantom Menace, Episodio II – Attack of the Clones, y Episodio III – Revenge of the Sith.

Luego, por supuesto, están Episodio VII – The Force Awakens (2015); la precuela independiente Rogue One: A Star Wars Story (2016); Episodio VIII – The Last Jedi (2017); Solo: A Star Wars Story (2018) y, finalmente, Episode IX: The Rise of Skywalker (2019).

ver las películas de Star Wars

El principal beneficio de este orden es que ves las películas tal y como las han mirado los millones fanáticos alrededor del mundo (y de la historia), comenzando con la aventura de George Lucas que dio inicio a todo, antes de descender a la crisis de su serie de precuelas, para levantarse de nuevo con las modernas aventuras a la sombra de Disney.

Ver las películas en este orden requiere de varios saltos en la línea de tiempo, haciendo que te sientas menos en una narración lineal y más en un lote de historias independientes de un universo compartido.

Orden temporal

Si deseas vivir una sensación lineal, siempre la podrás ver la saga según el orden de los episodios. Así, tendrías que comenzar con Episodio I: La amenaza fantasma; Episodio II y Episodio III, para luego mirar las aventuras de Solo y Rogue One antes de Episodio IV. Después, procedes en orden numérico, concluyendo con el Episodio XI – The Rise of Skywalker.

Los beneficios de este orden de visualización son bastante claros: puedes ver cómo se desarrolla la historia de Star Wars a lo largo de una línea cronológica diseñada por Lucas y sus sucesores en Lucasfilm.

Sin embargo, al verlas en este orden tendrás que comenzar tu experiencia de Star Wars con la que –a juicio de muchos– es la peor película de la franquicia. Y así, pasar del ambiente estéril de las imágenes creadas por computadoras de la trilogía de precuela a los efectos visuales de finales de los 70 y 80 de la trilogía original, para luego desembocar en la trilogía moderna y las películas independientes, puede ser frustrante y discordante, y muy pocos son los que lo recomiendan.

Este orden también deja lo que muchos consideran las mejores películas de la serie atascadas en medio, además de revelar una de las más grandes incógnitas de la trama (la identidad del padre de Luke) antes de que suceda en El imperio contraataca.

Y entonces, ¿qué es lo que un superfán de Star Wars debe hacer si quiere un orden de visualización es correcta?

El orden “machete”

Rod Hilton, un blogger y programador de Colorado, hizo una interesante y ahora famosa publicación en 2011, en la cual menciona, según su experiencia, cuál sería el orden correcto de ver las películas de Star Wars, para hacerlas más entretenidas.

Este blog conocido como “The Machete Order” se llama así por el título de su blog Absolutely No Machete Juggling. Sinceramente, creemos que es la mejor manera de disfrutar de la experiencia de Star Wars.

El orden que sugiere Hilton, que es anterior al lanzamiento de la trilogía moderna y las películas independientes, es el siguiente: comienza con Episodio IV y Episodio V; luego, retrocede a Episodio II y a Episodio III, que configuraron todo el drama de Anakin convirtiéndose en Darth Vader, antes de pasar a su redención en Episodio VIReturn of the Jedi.  Hilton deja de lado Episodio I por una razón muy particular.

star wars

El autor profundiza en sus explicaciones, pero todo se reduce a esto: si se entiende que la saga de Star Wars es la historia de Luke Skywalker y el clímax se centra en la creencia de Luke de que su padre -uno de los villanos más poderosos de la galaxia- puede ser redimido (y al hacerlo, infundir esperanza para el resto de la galaxia), el orden de visualización debe servir a ese objetivo.

“Efectivamente, este orden mantiene la historia de Lucas. Justo cuando nuestro protagonista Luke se queda con la pregunta ‘¿mi padre realmente se convirtió en Darth Vader?‘, tomamos un flashback extendido para explicar que es cierto. Una vez que entendemos cómo su padre giró hacia el lado oscuro, volvemos al argumento principal y vemos cómo Luke puede rescatarlo y salvar lo bueno que hay en él, que es la única manera de destruir el imperio”, explica.

Es un argumento convincente para un orden de visualización que envuelve a los capítulos menos cálidos de la saga con algunos de sus mejores, y orgánicamente entrelaza la trilogía original y las películas de precuelas en la culminación de las historias de Luke y su padre en Return of the Jedi.

Hilton argumenta que aporta poca sustancia a la franquicia. Episodio I – The Phantom Menace generalmente se considera un caso atípico, debido al uso de Anakin y Jar-Jar Binks. Uno de los pocos aspectos positivos tiende a ser el debut de Darth Maul.

La eliminación de Episodio I también deja fuera lo extraño que resulta la diferencia de edad entre Anakin y su futura novia, Padmé. Los actores Jake Lloyd y Natalie Portman tenían siete y 24 años, respectivamente, cuando se filmó la película. Finalmente, dejar caer la película permite que Anakin y Luke ingresen en edades similares, cada uno sin darse cuenta de cómo su futuro dará vida a la galaxia. Es una buena manera de crear un paralelo de los dos personajes.

Sin embargo, Hilton no dice qué hacer con el Episodio VII: The Force Awakens, Rogue One: A Star Wars Story, Episodio VIII – The Last Jedi, Solo: A Star Wars Story, or Episodio IX: The Rise of Skywalker, ya que fueron lanzadas después de la creación de su fórmula. Afortunadamente, hemos resuelto este enigma.

El nuevo orden

Narrativa y tonalmente, tiene sentido agregar The Force Awakens y The Last Jedi después de Return of the Jedi, ya que esta no solo fusiona las historias de Luke y Anakin, sino que también presenta la representación más oscura de Luke en la serie, por lo que su desaparición en el tiempo entre Episodio VI y Episodio VII tiene sentido. Luke todavía estaba tambaleándose por los eventos que llevaron a la muerte de su padre, y luego tuvo que lidiar con la traición de Kylo Ren. Eso es mucho, incluso para un Jedi.

Luego de esa experiencia con The Last Jedi, se aborda el tema principal de la saga: la evolución de Luke Skywalker de chico a héroe, al mostrar el acto final y noble de Luke como el administrador del legado Jedi. Luego, The Rise of Skywalker ofrece el paso proverbial del bastón a Rey para la conclusión de la saga.

En ese punto, el arco narrativo principal de la serie ha llegado a su conclusión, por lo que depende de usted si quiere exprimir las historias derivadas de Solo y Rogue One. Aunque ambas son buenas adiciones a la franquicia, no contribuyen al hilo narrativo con el tema de Skywalker que impulsa la saga.

Sin embargo, si deseas incluirlos, tienes algunas opciones.

Con los spin-off

En cuanto a Solo, este capítulo independiente es un poco difícil de colocar en un orden de visualización adecuado.

Tiene sentido exprimirlo entre Revenge of the Sith y Return of the Jedi, ya que ofrece una agradable transición entre el oscuro desenlace de la trilogía precuela y la culminación de la trilogía original. Sin embargo, también hay un fuerte argumento para verlo entre el Episodio IV – A New Hope y el Episodio V – The Empire Strikes Back. Al hacerlo, obtienes una introducción a Luke , Han Solo y Chewbacca antes de sumergirte en su historia colectiva en The Empire Strikes Back.

La inclusión de Solo en cualquier punto ofrece un buen recordatorio de que hay otros personajes no Jedi que deben interesarte en la saga, como ocurre en The Force Awakens, donde Han y Chewie se colocan al frente.

Un nuevo comienzo

star wars

En cuanto a Rogue One, la línea de tiempo de la película precuela del director Gareth Edwards, entre otros elementos, revela la respuesta. Si bien sabemos que algunos verán como una herejía por no comenzar con la primera película de Lucas, hay varias razones por las cuales el mejor lugar para Rogue One es al inicio.

Creemos que Rogue One es una gran película que arranca de manera emocionante, mientras que establece un estado de ánimo excepcional para la serie. También ofrece una brillante introducción a los villanos que dominarán el resto de la serie, Darth Vader y The Empire, y los establece firmemente como fuerzas siniestras que parecen mucho más allá de las habilidades de cualquier joven e inexperto granjero de de Tattooine. Además, desde una perspectiva estética, Edwards y compañía trabajaron duro para hacer que Rogue One se pareciera sorprendentemente al Episodio IV.

Pero el mejor argumento a favor de comenzar la saga masiva de Star Wars con Rogue One es la escena final de la película, que transcurre directamente en la apertura del Episode IV – A New Hope, ambientando 10 minutos antes de que comenzara la aventura completa. Diríamos que todo lo que hace que Rogue One sea un candidato ideal para poner en marcha tu maratón de películas de Star Wars.

El orden definitivo (y el mejor)

Finalmente, después de varios análisis, la gran pregunta es ¿cómo queda el orden final para ver las películas de Star Wars?

  1. Rogue One: A Star Wars Story
  2. Star Wars: Episode IV – A New Hope
  3. Solo: A Star Wars Story (Opción A)
  4. Star Wars: Episodio V – The Empire Strikes Back
  5. Star Wars: Episodio II – Attack of the Clones
  6. Star Wars: Episodio III – Revenge of the Sith
  7. Solo: A Star Wars Story (Opción B)
  8. Star Wars: Episodio VI – Return of the Jedi
  9. Star Wars: Episodio VII – The Force Awakens
  10. Star Wars: Episodio VIII – The Last Jedi
  11. Star Wars: Episodio IX – The Rise of Skywalker

Este orden es solo una recomendación que hemos hecho basándonos en la opinión de algunos expertos y nuestra experiencia. Sin embargo, lo mágico de esta saga es que, sin importar en el orden que la veas, fácilmente quedarás encantado con ella.

*Artículo actualizado el 5 de julio de 2020 por Rodrigo Orellana

Recomendaciones del editor