Entre Core i5 y i7, ¿sabes realmente cuál te conviene más?

El mundo de los procesadores últimamente está en ebullición: AMD acaba de anunciar su serie Ryzen 5000 e Intel hizo lo propio con la generación Tiger Lake de 11ª generación. Siendo este chip principal el componente que se usa como referencia a la hora de comprar una computadora, resulta de suma importancia conocer bien cuales son las diferencias entre Intel Core i5 y i7, pudiendo así definir cuál es la que más te conviene, sin por ello tener que gastar de más y –más importante aún –sin quedarte por debajo de tus requerimientos de procesamiento.

Vista interior de una computadora y su procesador. Comparamos los chips Core i5 y i7.
James Sheppard/Maximum PC Magazine via Getty Images

Vale la pena señalar que estamos hablando específicamente de los procesadores Comet Lake de 10ª generación de Intel y Tiger Lake de 11.ª generación. Mucha de la información se aplica a otros modelos anteriores, pero los chips más nuevos tienden a proporcionar características notables y mejoras de rendimiento con respecto a las generaciones pasadas.

Es importante que entiendas que no ahorrarás mucho dinero comprando chips más antiguos, y la mayoría de los fabricantes de computadoras y laptops querrán mantenerse alejados de las ofertas anteriores de Core i5 y Core i7.

Entre Core i5 y Core i7: ¿cuál deberías comprar?

Una computadora con un procesador i5.
Bill Roberson/Digital Trends

Los procesadores i5 se encuentran en un punto óptimo de precio contra rendimiento. Para la mayoría de los usuarios, un i5 es más que suficiente para manejar las tareas del día a día, e incluso pueden defenderse cuando se trata de juegos. Los chips i5 más recientes alcanzan un máximo de seis núcleos en computadoras de escritorio y cuatro núcleos en dispositivos móviles con velocidades de reloj de impulso de 4 GHz.

Con un Core i5 puedes ejecutar algunas aplicaciones intensivas, como Adobe Premiere, pero con un i7 verás más beneficios en los juegos. Los i7 de escritorio más recientes, en particular, ofrecen más núcleos e hilos, así como frecuencias de refuerzo por encima de 5 GHz. Para la edición de video y audio, un i7 es ideal, incluso manejar algunos procesos ligeros con un i5.

Si quieres jugar, navegar por internet y sumergirte en aplicaciones como Premiere o Photoshop, quédate con un i5 (asumiendo que tienes una GPU decente que lo respalde). Aquellos que utilizan aplicaciones profesionales con frecuencia querrán optar por un i7 (o incluso actualizar a un i9, especialmente si se trata de gráficos en movimiento y simulaciones en ejecución).

Intel Core i7 en Amazon

Core i5 y Core i7: computadoras de escritorio

Un gamer mira la pantalla de su computadora mientras juega.
Bill Roberson/Digital Trends

A falta de algunos procesadores iniciales en el esquema de marca actual de Intel, los i5 no suelen admitir el hyper-threading. Se reservó un mayor número de subprocesos para los i7 e i9 más caros. Sin embargo, para seguir siendo competitivo con los Ryzen de AMD, Intel decidió agregar el hyperthreading a los chips de escritorio Comet Lake de 10ª generación i5s e incluso i3s.

Eso hace que Comet Lake i5 sea mucho más adecuado para modelado 3D, edición de video y multitarea pesada, que incluso algunos i7 de generaciones pasadas, los procesadores Core i7 de 10ª generación superarán a la mayoría de los i5 en todas estas tareas.

Hay muchas opciones en la línea i5 actual de Intel, aunque la mayoría de ellas están diseñadas específicamente para integradores de sistemas. En cuanto a los chips disponibles comercialmente, Intel tiene tres modelos, algunas con variaciones: i5-10400, i5-10500 e i5-10600. Los tres tienen seis núcleos y 12 subprocesos, y el i5-10600 de $260 dólares se distingue con un reloj de impulso de 4.8GHz.

Por alrededor de $20 dólares más, también puedes comprar la versión “K” de este procesador, que está desbloqueado para overclocking y ofrece uno de los mayores potenciales de rendimiento de toda su generación.

La línea i7 es más limitada, basada en el i7-10700 y su correspondiente chip desbloqueado. Si no planeas hacer overclocking, el i7-10700 es una excelente opción. Cuesta alrededor de $40 dólares más que el i5-10600 y viene con ocho núcleos y 16 subprocesos (más un aumento de 4 MB en el Smart Cache de Intel).

La versión desbloqueada es menos impresionante porque es alrededor de $80 dólares más cara que el i5 desbloqueado de la competencia y $100 dólares más cara que la bloqueada. Un 10600K overclockeado es un chip más rentable para los jugadores, aunque los usuarios de estaciones de trabajo podrían beneficiarse de los núcleos adicionales de un i7.

A medida que aumentan los números de modelo y el precio, también aumenta el rendimiento. Por alrededor de $150 dólares, puedes quedarte con el i5-10400, que sigue siendo un gran procesador para juegos y multitarea. Sin embargo, si no está interesado en el overclocking y ya planeas gastar entre $250 y $300 dólares en un procesador, vale la pena elegir el i7-10700. Es solo un poco más caro que el i5-10600 de la competencia, al tiempo que ofrece un impulso al número de núcleos y subprocesos, así como al tamaño de la caché.

Core i5 vs. Core i7 en laptops

Computadora Dell XPS 13

Intel generalmente comienza sus generaciones con el mercado móvil primero, y la 11ª generación de procesadores Intel no es diferente. Los nuevos chips móviles de Tiger Lake están comenzando a circular. Aunque, las laptops Tiger Lake aún no están disponibles comercialmente, lo estarán pronto, con computadoras portátiles como la MSI Prestige 14 que muestran la última generación de Intel hasta fines de 2020 y hasta 2021.

La alineación es bastante sencilla. Hay dos procesadores i5, el i5-1130G7 y el 1135G7, cada uno de los cuales viene con cuatro núcleos y ocho subprocesos. De manera similar, hay tres Core i7, el i7-1160G7, i7-1165G7 e i7-1185G7, y todos coinciden con el mismo número de núcleos y subprocesos que los i5. La diferencia: cada uno de los chips tiene una velocidad de reloj de impulso ligeramente diferente, comenzando en 4.0 GHz con el i5-1130G7 y llegando a 4.8 GHz con el i7-1185G7.

Al igual que con los chips de escritorio, los Core i7 tienden a ser mucho más caros. Si estabas comprando un Surface Book 2, por ejemplo, un procesador Core i7 puede costar hasta $500 dólares adicionales en una configuración idéntica.

Solo por el cambio en el tamaño de la caché, de 8 MB en el i5 a 12 MB en el i7, los dos rangos son prácticamente iguales. Una velocidad de reloj más alta es mejor, pero puedes arreglártelas con mucho menos (especialmente considerando lo mucho más caro que pueden ser los i7 en configuraciones móviles).

Sin embargo, si tienes dinero extra, un i7 de 11ª generación es una excelente opción. El i7-1185G7 consume la misma cantidad de energía que el i5-1135G7, al tiempo que cuenta con una mayor velocidad de reloj de impulso, lo que lo hace ideal para computadoras portátiles delgadas y ligeras de alto rendimiento.

También, vale la pena mencionar los chips Ice Lake más antiguos de Intel. Se basan en el mismo proceso de 10 nm que los chips Tiger Lake de nueva generación y tienen una mejora gráfica importante con respecto a la octava generación, pero no pueden compararse con los gráficos Xe de Tiger Lake.

El rendimiento informático general no es mucho peor, por lo que si deseas ahorrar algo de dinero, optar por un procesador Ice Lake de nivel superior en lugar de un Tiger Lake puede ser una buena manera de mantenerte dentro de tu presupuesto.

Para hacer las cosas aún más confusas, Intel también ofrece chips Comet Lake Core i5 y Core i7 de 10ª generación. El rendimiento informático general es mucho mayor que el de Ice Lake gracias a las velocidades de reloj más altas, pero el desempeño gráfico vuelve a ser peor.

Si no estás interesado en los juegos, estos chips un poco más antiguos pueden ahorrarte algunos dólares (especialmente si navegas por el mercado de segunda mano). Sin embargo, los procesadores Tiger Lake vienen con los nuevos gráficos Xe de Intel.

Los gráficos integrados no son ideales para el gaming y Xe no cambia eso. Sin embargo, Intel está mucho más cerca de igualar las computadoras portátiles para juegos de nivel de entrada con Xe, subiendo a 60 FPS en configuraciones medias en títulos como Battlefield V y Civilization VI.

¿Qué pasa con el Core i9?

Los procesadores Core i5 y Core i7 de Intel pueden ser potentes, pero no dejan de ser chips de uso general orientadas al consumidor. Los Core i9 de gama alta de Intel suelen estar dirigidos más a los profesionales o a los jugadores más adinerados que necesitan aún más potencia, ya que la mayoría de los chips que llevan ese nombre costaban más de $1000 dólares en el pasado. Sin embargo, con los procesadores de octava y novena generación, Intel introdujo algunas CPU Core i9 que también vale la pena considerar.

El Core i9-8950HK se abrió camino en computadoras portátiles como la MacBook Pro de Apple y, después de que se solucionaron algunos problemas de aceleración, demostró ser un potente chip. Tiene seis núcleos y 12 hilos, y una velocidad de 4.6 GHz en un par de núcleos a la vez. No hay muchas computadoras portátiles que lo ofrezcan como opción, y es uno de los chips móviles más potentes disponibles en la actualidad.

En cuanto a computadoras de escritorio, en cambio, el Core i9-9900K es un verdadero monstruo. Con ocho núcleos, 16 hilos y una velocidad que puede alcanzar los 5 GHz en un par de núcleos a la vez, es el procesador para juegos más potente disponible en la actualidad. Es muy costoso, especialmente en comparación con la competencia de AMD, pero por ahora, al menos, supera con creces cualquier otra cosa por un precio medio de $500-$600.

Llega a un máximo de 5.3 GHz con 10 núcleos y 20 subprocesos, al borde del territorio de Intel Extreme Edition. Sin embargo, viene con una etiqueta de precio a juego. Las existencias son bajas, por lo que, aunque el procesador técnicamente se vende por $530 dólares, a fines de 2020, terminará costando alrededor de $650 dólares.

Ese precio adicional te brinda un rendimiento extra, pero solo un poco. En comparación, el i5-10600K ofrece seis núcleos y 12 subprocesos, y con algo de overclocking manual, puedes lograr resultados de juego a la par con el i9-10900K, y lo mejor, es que el i5 líder de Intel de 10ª generación cuesta menos de $300 dólares.

¿Son necesarios más núcleos y más hilos?

La brecha entre los procesadores i5 e i7 se ha reducido con las últimas ofertas de Intel, especialmente en computadoras de escritorio. Más núcleos e hilos significa que tu procesador puede manejar y procesar mucha información diferente a la vez.

En lugar de estresar un solo núcleo o subproceso, el procesador distribuye la carga de trabajo. Entonces, el beneficio de más núcleos y subprocesos es claro: permite al chip manejar mejor la multitarea.

Sin embargo, como todos los componentes de la computadora, la historia no es tan simple. Algunas aplicaciones están optimizadas para aprovechar múltiples subprocesos, incluidos Adobe Premiere, Handbrake y la mayoría de las apps de compresión y descompresión de archivos.

Hay muy pocas aplicaciones que usan un solo núcleo o subproceso en la actualidad, pero algunas están mejor optimizadas para aprovechar al máximo los núcleos y subprocesos que ofrece tu procesador.

Siempre que compres un i5 o i7 de la última generación de Intel, obtendrás al menos cuatro núcleos y ocho subprocesos, lo que es más que suficiente para la navegación web y las tareas de productividad livianas. Para juegos, seis y ocho núcleos son lo ideal, y cualquier otra cosa solo muestra un beneficio real en aplicaciones de producción para edición y transcodificación de video.

Recomendaciones del editor