Cómo instalar un SSD por ti mismo y acelerar tu laptop

Una buena manera de mejorar el rendimiento de tu laptop es cambiar tu disco duro mecánico (HDD) por una unidad de estado sólido (SSD). No cambia la rapidez con la que se ejecuta el software, ya que de eso se encarga el procesador. Instalar un SSD mejora la velocidad con la que se cargan y hacen “malabares” los programas con los datos. Eso hace que una computadora se sienta mucho más rápida.

Laptop abierta para instalar SSD
JIPEN/Shutterstock

Las computadoras portátiles suelen ser difíciles de actualizar. En muchos casos, el procesador, la placa base y la GPU vienen soldados en la misma tarjeta principal, motivo por el cual los únicos componentes actualizables son la memoria RAM y el almacenamiento. Si uno de estos elementos falla, no puedes simplemente cambiarlo; deberás reemplazar toda la pieza, lo cual puede resultar complicado y costoso.

Pero un SSD no es difícil de instalar. Puedes actualizar la mayoría de las computadoras portátiles en una mesa de cocina con solo un destornillador. Si tienes ambas cosas, ya estás listo para comenzar.

Cómo elegir la unidad de estado sólido correcta

Puedes encontrar una explicación más a fondo acerca de qué es un disco SSD y nuestra comparativa SSD vs. HDD. Solo asegúrate de comprar un SSD que realmente se ajuste a tu computadora portátil.

Existen varios formatos de SSD, para el caso de hoy solo tomaremos en cuenta los dos formatos tradicionales de SSD para portátiles: 2.5 pulgadas y 1.8 pulgadas. De los dos, la unidad de 2.5 pulgadas es la más común.

Las unidades de 1.8 pulgadas se encuentran en algunas computadoras portátiles nuevas que ofrecen un SSD como equipo estándar, pero se pueden modificar para adaptarse a bahías de 2.5 pulgadas si se desea. Dado que, esta es una guía de actualización, presumiblemente no es lo que tienes, por lo que es casi seguro que necesitarás una unidad de 2.5 pulgadas.

Algunas Ultrabooks tienen compartimientos para unidades extremadamente delgados que no se ajustan a una unidad estándar de 2.5 pulgadas. En esos casos, necesitarás un SSD de 7 mm de grosor o menos.

Ve preparado para buscar estas unidades más delgadas porque los minoristas hacen un mal trabajo al anunciar estos productos. Es posible que debas llamar al minorista o buscar las especificaciones en el sitio web del fabricante.

Cómo prepararse para la instalación

Hay dos formas de manejar los datos en tu disco duro existente:

Primero: puedes hacer una copia de seguridad de los archivos importantes y comenzar de nuevo con una nueva instalación del sistema operativo, solo asegúrate de tener un disco de instalación o un disco duro externo. Estos métodos son soluciones simples, pero pueden llevar mucho tiempo. Dicho esto, una vez que instales la nueva unidad, deberás reinstalar el sistema operativo y luego restaurar los archivos respaldados.

Segundo: puedes clonar tu unidad y copiar todos los datos a la nueva, incluido el sistema operativo. Es rápido pero requiere más conocimiento técnico, y solo funcionará si la nueva unidad tiene una capacidad igual o mayor que la anterior. En este caso, simplemente instala la unidad clonada en tu computadora portátil y arranca normalmente.

Sin embargo, para clonar tu disco actual, necesitarás un adaptador SATA a USB. Conecta tu nueva unidad de estado sólido al adaptador SATA/USB, luego conecta el adaptador a un puerto USB de tu computadora portátil. Tu laptop debe detectar tu nuevo SSD como un disco duro externo.

Adaptador SATA/USB para instalas SSD

La clonación no es tan simple como arrastrar y soltar archivos. Todo debe copiarse, incluidas las partes de la unidad que permiten que Windows lo use como dispositivo de arranque. Un número creciente de fabricantes de SSD incluyen software de clonación con sus dispositivos, pero, si estás solo, consulta Norton Ghost, Acronis True Image y Paragon Drive Copy.

Si no deseas pagar, prueba MiniTool, Clonezilla y Acronis. Solo recuerda que el software gratuito puede no ofrecer soporte al cliente si estás confundido sobre el programa o su funcionamiento.

Si clonas tu unidad, asegúrate de hacer una copia de seguridad de los datos esenciales de todos modos, ya que la clonación no es 100% confiable.

Cómo realizar la instalación.

Encuentra una superficie nivelada con buena iluminación donde puedas trabajar sin distracciones. Coloca tu computadora portátil boca abajo con la alimentación desconectada y la batería descargada, si es posible.

Panel removible de laptop para instalar SSD

Deberías ver un panel de plástico recortado en la parte inferior, que está cubierto por varios tornillos. Algunas computadoras portátiles tendrán dos paneles, en cuyo caso debes quitar el marcado con el símbolo del disco duro, un grabado que se parece a tres discos apilados.

Algunas computadoras portátiles no tienen recorte, lo que significa que tendrás que quitar todo el fondo e implica muchos más tornillos. Asegúrate de no perderlos: una bolsa Ziploc funciona mejor porque los mantiene juntos para que no se salgan de la mesa.

Retirando panel de laptop para instalar SSD

Al retirar los tornillos, revisa cada uno y compara el tamaño contra otro, suele haber dos o hasta tres tamaños diferentes, los mas largos generalmente suelen ir en la parte de las bisagras de la pantalla o al centro para sujetar el teclado.

La base de la laptop donde está el panel generalmente trae un recorte o muesca, una vez que retires los tornillos, saca suave, pero firmemente el panel con alguna palanca o destornillador, solo asegúrate de haber retirado todos los tornillos.

Es posible que sea solo un tornillo y no salga completamente, ya que se queda en el panel para no perderse, si ese es el caso, no te preocupes, no se saldrá.

Retirando HDD de laptop para instalar SSD

Una vez retirado el panel, el disco duro queda expuesto. En una computadora portátil moderna, los discos duros generalmente están cubiertos por soportes o envoltura metálica con una pestaña adjunta.

Tira de la pestaña suavemente hacia afuera y arriba para extraer la unidad. Algunas computadoras portátiles tendrán un conector suelto, en cuyo caso el cable comenzará a salir con la unidad. Desconéctalo.

Nueva unidad SSD instalada en una laptop

Si tu laptop usa un soporte, notarás que la unidad está asegurada a él mediante tornillos (generalmente cuatro). Retíralos, luego coloca tu nuevo SSD y usa los mismos tornillos que retiraste para asegurarlo. Si tu computadora portátil no utiliza un soporte, simplemente desecha cualquier envoltura utilizada por el disco anterior.

Ahora desliza la unidad en la bahía y conéctela al conector SATA utilizado por el disco anterior. Recuerda, los conectores SATA tienen un enchufe recto, en forma de L, lo que dificulta la instalación incorrecta. No deberías usar mucha fuerza si estás instalando el nuevo SSD correctamente.

Vuelva a colocar el panel y los tornillos y ya está.

Cómo usar tu nuevo disco

Si optaste por reinstalar tu sistema operativo, el siguiente paso es simple: introduce tu disco de instalación o recuperación y vuelve a instalarlo. No hay nada especial que hacer. Simplemente sigue los pasos sugeridos por el asistente.

¿Qué pasa si no tienes una unidad óptica? Por lo general, puedes reinstalar el sistema operativo desde una USB, disco duro externo u otros métodos de almacenamiento. Una vez que inicies la instalación, Windows solicitará la clave de licencia, la cual está en la parte inferior de tu computadora portátil.

Pantalla de BurnAware

Si usas Windows, necesitarás otra computadora para descargar el sistema operativo de Microsoft. Si tienes una versión diferente, puedes usar BurnAware Free y hacer un disco o USB de arranque desde tu unidad actual, usando el mismo programa.

Aquellos que clonaron su disco generalmente no necesitan hacer nada extra, solo iniciar y listo. Sin embargo, puedes ver una pantalla al finalizar la clonación, haciéndolo “arrancable” para tu computadora, técnicamente se le llama “activar la partición de arranque”.

Finalmente, tu nuevo SSD no necesita una instalación de controladores adicional. Sin embargo, cuando compraste tu computadora, puede ser que contara con un disco de herramientas de software para facilitar la administración de la unidad, en caso de no tenerlo, puedes descargar esos programas desde la página de soporte del fabricante.

Eso es todo: tu nuevo SSD está instalado para proporcionarte tiempos de carga de programas ultrarrápidos. ¡Disfrutalo!

Recomendaciones del editor