Te explicamos cómo instalar fuentes en Windows 10

Desde las clásicas Times New Roman, Arial o Calibri hasta la trístemente célebre Comic Sans, no hay usuario que no identifique las fuentes estándar de Windows. Seguramente también las conoces, las usaste en la escuela y ahora siguen siendo parte de tu vida laboral. Sin embargo, en la vida hace falta variedad y en la red existen miles de diseños disponibles; solamente debes saber cómo instalar fuentes en Windows 10.

Antes de instalar fuentes en Windows 10, asegúrate que el uso está restringido para fines personales o comerciales. Además de este proceso, te explicaremos cómo eliminar fuentes no deseadas —posiblemente molestas— y restaurar la selección de fuentes predeterminadas, si fuese necesario.

Cómo instalar fuentes en Windows 10 desde la Microsoft Store

Cómo instalar fuentes en Windows 10

El método más fácil de instalar fuentes es a través de la Microsoft Store. Todo lo que necesitas son unos pocos clics.

Paso 1: puedes abrir Configuración de Windows 10, haciendo clic en Personalización y luego en la pestaña Fuentes.

Luego verás un enlace para Obtener más fuentes en la tienda de Microsoft. Haz clic en ese enlace y luego descarga la fuente, tal como lo harías con una aplicación, para que se instale automáticamente y aparezca en la configuración.

Como alternativa, también puedes descargar manualmente una fuente desde el sitio web de tu preferencia e instalarla. Los pasos 2 y 3 te darán más luces sobre cómo instalar fuentes desde fuera de Microsoft Store.

Paso 2: cuando la descargues, la fuente puede o no estar comprimida en un archivo zip. Si está empaquetada, haz clic derecho en el archivo, selecciona Extraer todo y luego sigue las instrucciones para colocar la fuente en la carpeta que elijas.

Paso 3: después de descomprimir el archivo (o cuando hayas descargado el archivo), haz clic en el botón derecho del mouse sobre el archivo y selecciona Instalar. ¡Y eso es todo!

Cómo instalar fuentes en Windows 10 de forma manual (arrastrar y soltar)

Si prefieres hacer las cosas manualmente, puedes usar el viejo método del arrastrar y soltar, el cual requiere de dos ventanas abiertas.

Paso 1: descarga tu fuente como se indica en las instrucciones anteriores y extráela del archivo comprimido, si aquello es necesario.

Paso 2: navega al campo de búsqueda de la barra de tareas, escribe Panel de control y haz clic en el resultado correspondiente.

Paso 3: con el Panel de control abierto, dirígete a Apariencia y personalización y haz clic en Fuentes, en la ventana principal.

Paso 4: una vez que se cargue la biblioteca con las fuentes, simplemente arrastra tu nueva fuente desde la ubicación de destino en el Explorador de archivos a la ventana de fuente. Aparecerá una pequeña barra de progreso mientras se instala. Una vez completa, la nueva fuente estará lista para su uso.

Nota: Windows 10 permite arrastrar y soltar los nuevos archivos de fuentes para instalarlos a través del menú Configuración. Simplemente abre el menú Configuración, dirígete la sección Fuentes del menú Personalización y luego arrastra los archivos de fuente al rectángulo punteado debajo de Agregar fuentes.

Cómo eliminar fuentes

Si terminas instalando más fuentes de las que necesitas, o simplemente no quieres que algunas estén disponibles, te explicamos ahora cómo eliminarlas.

Paso 1: Busca “Panel de control” en la barra de búsqueda de Windows 10 y haz clic en el resultado correspondiente.

Paso 2: haz clic en Apariencia y personalización y luego en Fuentes.

Paso 3: desplázate por la lista o usa tu teclado para buscar una fuente específica. Cuando la encuentres, haz clic en ella y selecciona Eliminar en el menú de la barra superior. Alternativamente, puedes hacer clic en el botón derecho de tu mouse y seleccionar Eliminar en el menú emergente.

Paso 4: Cuando se te pregunte si confirmas la acción, haz clic en . De este modo la fuente se eliminará de tu sistema.

Restablecer las fuentes predeterminadas

Si las fuentes te están causando problemas, o si eliminaste alguna importante, siempre puede restablecer tus fuentes a los valores predeterminados de Windows 10. Esto es mucho menos complejo que restablecer o reinstalar Windows 10, y simplemente vuelves a tener las fuentes como cuando el sistema operativo estaba recién instalado.

Paso 1: busca el Panel de control en la barra de búsqueda de Windows 10 y haz clic en el resultado correspondiente.

Paso 2: haz clic en Apariencia y personalización y luego en Fuentes.

Paso 3: haz clic en Configuración de fuentes, en el menú de la izquierda.

Paso 4: haz clic en el botón Restaurar configuración de fuentes predeterminadas. Windows 10 restaurará la selección de fuentes a las opciones predeterminadas de Windows 10.

*Actualizado por Aron Covaliu el 9 de julio de 2020.

Recomendaciones del editor