Descubre cómo conectar los controles de Xbox 360 a tu PC

Si tienes una Xbox 360 en casa, seguramente has pensado más de una vez que es hora de actualizarte y adquirir una consola más reciente, sobre todo al ver propuestas como la Xbox Series X y la Xbox Series S, los nuevos lanzamientos de Microsoft. Y la verdad, tienes toda la razón. Sin embargo, no todo se tiene que ir irremediablemente al armario para nunca más ver la luz. ¿Sabías que puedes conectar los controles de Xbox 360 a tu PC? Después de todo, si vas a jugar videojuegos en una computadora, ¿por qué no hacerlo con un control de videojuegos?

Te interesará

Conecta un receptor inalámbrico

Esta sección solo se aplica a aquellos con controladores inalámbricos. Si tienes un controlador de Xbox 360 con cable, salta directamente al punto Instalar el Software.

Para aquellos que poseen controladores inalámbricos de Xbox 360, conectarse a una PC no es tan sencillo como simplemente enchufar el dispositivo. Primero, deberás comprar un receptor capaz y luego ejecutar el asistente de configuración adecuado.

Imagen de un receptor inalámbrico para PC. Te contamos cómo conectar los controles del Xbox 360 a tu PC

Si aún no tiene un receptor, no sufras, que generalmente cuestan entre $10 y $20 dólares. La versión oficial de Microsoft te costará un poco más, pero hay muchas alternativas de terceros disponibles que funcionan perfectamente bien.

Después de comprar el receptor inalámbrico, conéctalo a un puerto USB compatible en tu computadora. Una vez enchufado, aparecerá una luz verde en el receptor indicando que el dispositivo está funcionando correctamente.

Instala el software

Para que el receptor de juegos inalámbricos y el control inalámbrico de la Xbox 360 se sincronicen correctamente entre sí, los usuarios deben descargar el software necesario a través del sitio web de Microsoft o el disco de instalación incluido en su receptor.

Si tienes el CD de instalación (probablemente no, pero es posible), insértalo en la unidad óptica principal de tu PC y sigue al asistente que aparecerá en pantalla. Es posible que debas reiniciar el equipo.

Y para aquellos que no tengan el CD de instalación, deben saber que pueden acceder fácilmente a la descarga de software online visitando el sitio web de Microsoft y navegando en el mismo hasta la sección Descargas de software. Una vez allí, tendrán que desplazarse hasta la sección de controles de juegos.

Si estas utilizando un control inalámbrico, entonces selecciona el control Xbox 360 Wireless Controller for Windows. Si tu control tiene cables, tendrás que seleccionar Xbox 360 Controller for Windows en su lugar.

Elige la versión de Microsoft Windows que estés utilizando -los controladores de Windows 7 funcionarán para Windows 8 y Windows 10- y selecciona el idioma del sistema operativo y haz clic en Descargar.

Una vez que aparezca la pantalla de descarga, pulsa Ejecutar y permite al programa de instalación de accesorios de la Xbox 360 que instale los archivos necesarios. Una vez más, es posible que tengas que reiniciar el equipo una vez finalizada la instalación.

Sincroniza el control

Si en tu caso tienes un control con cable, sólo tiene que conectarlo. Desplázate hacia abajo para probar el control y para asegurarse de que todo está funcionando correctamente.

De lo contrario, necesitarás conectar el control inalámbrico Xbox 360 con el receptor conectado a tu computadora. Para ello, primero enciende el control manteniendo pulsado el botón Guía de la Xbox que aparece en el centro del control y espera a que la luz verde se encienda. Después, presiona el botón de conexión que hay en la parte superior del receptor inalámbrico (figura B) hasta que empiece a parpadear una luz verde, luego presiona el botón correspondiente en tu control (figura C).

El proceso de emparejamiento o sincronización sólo tardará unos segundos, después de lo cual la luz verde del receptor volverá a estar fija y una de las cuatro esquinas alrededor del botón Guía del control se encenderá (figura D). Si sigues teniendo problemas, consulta la página de asistencia de Microsoft para obtener más ayuda.

Prueba el control

Una vez instalado el software necesario y ya con el control conectado o sincronizado, es hora de probar la conexión. Abre el menú Inicio en tu PC, haz clic en el menú de búsqueda y escribe “game controllers“. Deberías ver una opción que dice “Configurar controladores de juegos USB“.

Luego presiona los botones del control, tira de los disparadores o trigger y mueve los joysticks para asegurarte de que el control está funcionando correctamente. Si es así, verás la acción de correlación resaltada en la aplicación. No te preocupes si el área se ilumina. Siempre y cuando el sistema reconozca cada botón estará todo bien. Si la aplicación no reconoce el control, puedes intentar solucionar el problema a través del sitio web de soporte técnico de la Xbox.

¡Comienza a jugar!

Eso es todo lo que tienes que hacer. Regularmente, el control de la Xbox 360 tiene la configuración predeterminada para los juegos de PC modernos, por lo que no deberías tener que realizar ningún ajuste especial de teclas en la gran mayoría de los juegos. Solo asegúrate de que el control esté conectado cuando cargues el juego y debería detectarlo rápidamente.

De hecho, algunos juegos pueden cambiar al control 360 automáticamente, incluso en el medio del juego.

Recomendaciones del editor