Cómo transferir y guardar fotos de un teléfono Android

Gracias a los teléfonos celulares, todos traemos una cámara en el bolsillo. Por eso, hoy se toman más fotos que nunca, y la cifra crece exponencialmente. Ahora agreguemos a la ecuación los videos, las capturas de pantalla y hasta los memes, y pronto tendremos un dispositivo que no tiene espacio ni para actualizar su software. Una excelente solución es respaldar todas esas fotos en la nube, en servicios como Google Fotos, OneDrive o Dropbox. Sin embargo, también puedes simplemente transferir y guardar fotos de un teléfono Android a una computadora o un disco duro externo. Y acá te explicamos cómo hacerlo.

Una persona sostiene un teléfono inteligente
Unsplash

La mayoría de los usuarios no suelen editar o eliminar sus fotos, convirtiendo sus teléfonos en auténticos “cementerios digitales”. Si deseas archivar tus momentos para verlos más tarde, deberás saber cómo hacer una copia de seguridad de tus fotos. Existen varias maneras de hacerlo, incluso cuando no tienes un cable a la mano y aquí te las vamos a explicar.

USB

Una de las mejores características de Android es su acceso prácticamente sin restricciones al sistema de archivos. El hecho de que solo necesites conectar tu teléfono a tu computadora utilizando el cable USB incluido facilita la descarga de todas y cada una de las imágenes. Las puedes arrastrar a cualquier aplicación de escritorio o a tu sistema de archivos.

Creemos que este es el método más fácil y el único inconveniente es que necesitas una computadora y tu cable de carga a mano.

cómo transferir y guardar fotos de un teléfono Android

Si usas Windows, las indicaciones automáticas de conexión USB te mostrarán opciones para administrar el dispositivo tan pronto como se conecte. Si tienes una Mac, hay algunas opciones, como el programa de transferencia de archivos de Android.

Google Drive

El servicio de copia de seguridad de Google Drive es el método más sencillo para realizar copias de seguridad de todas tus fotos y, a continuación, eliminarlas de tu teléfono Android.  La aplicación viene de serie en casi todos los dispositivos Android y funciona en un segundo plano, cargando los archivos en Google Drive para facilitar el acceso a otros dispositivos.

Las fotos sincronizadas también se guardan en privado, lo que significa que no tendrás que preocuparte de que algunas fotos embarazosas acaben en las manos equivocadas, aunque son fácilmente accesibles desde tu unidad de Google.

Además, habilitar las opciones de copia de seguridad de Google Drive resulta muy sencillo. En la aplicación, pulsa el botón de Menú o el icono y, a continuación, abre el Menú de Configuración.

Aquí, podrás ajustar la copia de seguridad automática para que esté activada o desactivada, así como cambiar la configuración.

Para acceder y descargar tus fotos sincronizadas, tendrás que abrir tu Google Drive. Las fotos se almacenan en una carpeta privada denominada “Google Fotos”. Abre esta carpeta, navega y descarga tus fotos directamente en tu escritorio.

Si no deseas habilitar la sincronización, también puede cargar los archivos que elijas desde el teléfono a tu unidad. Abre la galería de fotos de tu teléfono, abre una imagen y luego toca el botón “Compartir”.

Desde allí, podrás seleccionar la opción de compartir múltiples. Toca el icono de Google Drive y los archivos se cargarán. Una vez cargados, podrás acceder a las imágenes a través de Google Drive.

Sin embargo, ten en cuenta que cualquier archivo cargado en Google Drive ocupará su espacio de almacenamiento asignado. Por lo tanto, es posible que desees limpiar periódicamente tu unidad u optar por un plan de almacenamiento más robusto.

Google Photos

Google Photos funciona de manera similar a Google Drive. De hecho, la interfaz de usuario y la experiencia es casi idéntica porque ambos comparten el lenguaje y el estilo de Google. Por supuesto, esta aplicación está estrictamente orientada a almacenar fotos y videos, mientras que Google Drive trata todo tipo de archivos.

Pero Google Photos ofrece una serie de herramientas útiles que te permitirán editar y compartir tus creaciones o agrupar automáticamente fotos y videos en colecciones.

El servicio también permite transmitir contenido a un Chromecast, mantener las fotos privadas a menos que se especifique, y realiza búsquedas inteligentes mediante el aprendizaje automático. El “asistente” puede incluso crear proyectos divertidos con tus imágenes, como presentaciones de diapositivas, algún collage y animaciones.

Además, lo mejor de todo es que podrás acceder a tus fotos desde casi cualquier dispositivo, no sólo los que ejecutan Android. Y si tu mayor preocupación es hacer copias de seguridad de las imágenes, Google Photos puede ser una buena solución para ti.

Asimismo, el servicio es gratis, el almacenamiento es ilimitado y, a diferencia de Google Drive, no afecta a la cantidad asignada de almacenamiento.

Google también ha mejorado recientemente el rendimiento, lo que significa que Photos es ahora el doble de rápido. Sin embargo, el servicio sólo admite fotos JPEG de hasta 16 megapíxeles de tamaño y videos Full HD (1080p).

De manera que, si tienes un teléfono que dispara RAW o 4K, tendrás que permitir que Google Photos muestre estos archivos o lo guarde en tu cuenta de Google Drive. Pero, por el momento, pocos usuarios tienen teléfonos inteligentes que excedan esas especificaciones.

Google Photos también es fácil de configurar y usar. Una vez que lo conectes a tu ID de Google, la aplicación cargará automáticamente cualquier contenido nuevo.

No obstante, asegúrate antes de configurar Google Photos para sincronizar sólo cuando el teléfono esté en una red wifi, accediendo al menú Configuración que hay en la esquina superior derecha de la aplicación.

De lo contrario, podría afectar, y mucho, a tu plan de datos celulares.

Tarjetas MicroSD

A diferencia del iPhone, muchos dispositivos Android permiten expandir su almacenamiento a través de una tarjeta MicroSD. Con una de gran capacidad, puedes configurar las aplicaciones de fotos compatibles para guardar el contenido directamente en la tarjeta en lugar de usar el almacenamiento interno del teléfono. Esto es especialmente útil si compras un dispositivo de 16 GB o 32 GB, que, según como seas, puedes llenarlo en poco tiempo.

Así, puedes guardar la memoria interna para las aplicaciones que más te gustan y utilizar la tarjeta MicroSD para obtener un almacenamiento extra.

Pero recuerda, no dejes las fotos en la tarjeta porque de lo que se trata es de transferirlas en algún momento a la computadora. Si necesitas más información, puedes echar un vistazo también a nuestra guía sobre el uso de tarjetas MicroSD en dispositivos Android.

Pero ¿qué pasa si tu dispositivo Android carece de soporte para MicroSD? En ese caso, el lector Leef Access MicroSD es impresionante para transferir fotos entre dispositivos mientras se amplía el espacio de almacenamiento de tu teléfono. Se conecta al puerto Micro USB del teléfono, mientras que el otro extremo funciona como un lector de tarjetas MicroSD con una ranura para almacenamiento secundario.

Una vez que la tarjeta se inserta, puedes utilizar la mayoría de las aplicaciones de gestión de archivos para copiar fotos (o cualquier archivo) en la tarjeta.

Si utilizas una tarjeta MicroSD de alta velocidad, el proceso de transferencia de teléfono es relativamente rápido. También recomendamos el lector Lexar C1 MicroSD, así como utilizar un USB On-the-Go. Además, podrás leer más acerca de esto en la sección de este artículo sobre Almacenamiento externo.

Dropbox

Y al igual que Google Drive, otra opción es la popular aplicación Dropbox para Android, una utilidad gratuita que sincroniza automáticamente tus archivos y fotos con un servidor en la nube, para que puedas acceder fácilmente a ellos en cualquier lugar.

Una vez que hayas descargado la aplicación, tendrás que iniciar sesión o crear una cuenta si no tienes todavía. Ya sea en la configuración o en la parte superior de la pestaña de fotos y medios, selecciona “Activar la carga de la cámara” para acceder a la configuración que rige que las fotos se copien automáticamente y si deseas que se realicen copias de seguridad en los datos celulares o wifi.

Microsoft One Drive es otra opción similar que también deberías considerar.

Mylio

Un grupo de antiguos ingenieros de Microsoft, que además son unos entusiastas de la fotografía, se reunieron y crearon Mylio. Este servicio permite a los usuarios móviles realizar copias de seguridad de las fotos, hasta 500,000, de forma gratuita.

Mylio permite sincronizar hasta 12 dispositivos Android y iOS y ofrece edición de fotos en el dispositivo, junto con la capacidad de trabajar con archivos JPEG, TIFF, PNG y RAW.

El concepto detrás de Mylio es similar al de Google Photos, pero mientras que este último se dirige a fotógrafos ocasionales, el primero parece inclinarse hacia los más entusiastas. Google Photos ofrece más funciones cotidianas, pero si trabajas con archivos de alta calidad, Mylio es un gran complemento para Google Photos.

Correo electrónico y compartir

No es la solución más elegante, pero si sólo necesita transferir una o dos imágenes y de forma esporádica, entonces puedes utilizar fácilmente tu cuenta de correo electrónico.

Dependiendo de tu proveedor de correo electrónico, el proceso puede variar, pero es un proceso sencillo, sin importar la aplicación que utilices. Escribe un nuevo mensaje e ingresa tu dirección como destinatario.

Después, se abrirá un menú y luego tendrás que seleccionar “Adjuntar archivo” para agregar una imagen a tu correo electrónico, o si estás en Gmail, puedes subir una foto directamente desde ese menú. Envía el correo electrónico y, unos minutos más tarde, lo verás en tu bandeja de entrada y lo podrás abrir desde otro teléfono u ordenador.

Considera que si envías un archivo muy grande, algunos servicios de correo electrónico tienen un límite relacionado con los tamaños que puedes enviar.

También puedes compartir una foto usando otros servicios, como Facebook, Google Drive, Instagram y Twitter, por ejemplo. Seleccionas la imagen, presionas el botón “Compartir” y la aplicación que deseas utilizar para enviar la imagen. Dependiendo de la que elijas, la fotografía se enviará por correo electrónico, se publicará o se cargará.

Almacenamiento externo

A medida que la conectividad en los teléfonos inteligentes aumenta, también lo hacen sus opciones para conectarse a diferentes métodos de almacenamiento.

Una aspecto positivo del sistema Android es su compatibilidad con el almacenamiento externo. Por ello, puedes conectar un disco duro externo USB, como el que usarías con una computadora portátil o de escritorio, para descargar fotos y videos.

Sin embargo, necesitarás un adaptador USB OTG-a-Micro USB. Además, debes tener en cuenta que no todos los dispositivos Android admiten USB OTG, por lo que te recomendamos utilizar la aplicación Easy OTG Checker para confirmar si el tuyo lo hace.

Si tu teléfono no es compatible con USB OTG, otra opción útil es una unidad flash portátil diseñada para conectarse directamente a un teléfono a través del puerto Micro USB o USB tipo C. Estos productos incluyen la unidad unidad Ultra Dual Drive m3.0 de SanDisk o la unidad flash USB tipo C Ultra.

Y si tienes muchas fotos, el dispositivo My Passport Wireless SSD de Western Digital ofrece toneladas de almacenamiento, conectividad inalámbrica y portabilidad. Con una conexión wifi, podrás conectar tu dispositivo Android a la unidad (a través de la aplicación WD My Cloud) y copiar tus fotos fácilmente. También hay una ranura para tarjetas SD incorporada, que te permitirá hacer copias de seguridad de las fotos de tu cámara digital sin una computadora.

*Actualizado el 8 de septiembre de 2020 por Aron Covaliu.

Recomendaciones del editor