Revisión del teléfono inteligente plegable Huawei Mate X

Probamos el Huawei Mate X, y quedamos sorprendidos y con ganas de más

El Huawei Mate X es uno de los dispositivos de tecnología más sensacionales y costosos que hemos probado en años.

Lo bueno

    El software funciona bien
    Bien construido
    Atractivo para fanáticos de la tecnología
    Funciona bien para ver contenido

Lo malo

    Demasiado caro
    Puede no ser útil para todos
    No hay red 5G para usarlo

Nos sentamos emocionados en los asientos que nos asignaron, mientras el CEO de Huawei, Richard Yu, se preparaba para responder las preguntas del selecto grupo de periodistas que estábamos frente a él. Solo momentos antes, estuvimos entre las primeras personas que probaron el teléfono inteligente plegable Huawei Mate X, y la experiencia fue sensacional.

Pasamos un rato con el Mate X en compañía de Yu, quien habló con entusiasmo al respecto durante todo ese tiempo, ya sea mostrándolo él mismo o viendo a otros usar el dispositivo. “Hemos estado trabajando en esto durante tres años”, dijo Yu, sonriendo al demostrar las funciones y diseño del Mate X. “Es el proyecto de teléfono inteligente más difícil que hemos tenido hasta ahora”.

Y no dudamos que fue difícil, pero el trabajo ha dado sus frutos. Olvídate de las preocupaciones de que el Mate X sea solo un prototipo; este es un producto aparentemente terminado con todos los detalles que esperas. El Huawei Mate X se ve y se siente muy diferente de cualquier otro producto que hasta ahora hayamos probado. Es extrañamente confuso, pero no de una forma negativa, sino más bien nueva y vanguardista. Esto es todo lo que puedes esperar del nuevo -y caro- producto de Huawei.

Desdoblando la magia

El teléfono estaba doblado, así que lo primero que hicimos fue tratar de desplegarlo. No hay un punto de agarre obvio, porque la pantalla se dobla sobre sí misma y el borde se ajusta al ras con la barra lateral. Para abrir el Mate X se debe presionar un botón en esa barra, y la sección de la pantalla trasera aparece lista para que el teléfono se despliegue completamente. Debido a que es una experiencia tan nueva, era difícil saber cómo sostenerlo y dónde agarrarlo en esta etapa. Esto es algo que cambiará con el uso, pero demuestra cuán diferentes son en la actualidad el Mate X (y todos los nuevos teléfonos plegables) con respecto a los smartphones que hemos tenido hasta ahora.

Julian Chokkattu/Digital Trends

Cerrado, el Mate X se siente bastante grueso en comparación con otros teléfonos inteligentes modernos, pero los 11 mm no son molestos. El grosor lo hace sentir un poco pesado, pero eso parece ser una ilusión ya que el Mate X es muy ligero y casi perfectamente equilibrado. Esa barra de borde realmente funciona para un mejor agarre, y hace que el teléfono sea simple, natural y cómodo de sostener con una sola mano.

La pantalla abierta es perfecta para ver películas, fotos, leer libros o el consumo general de medios.

La pantalla abierta es perfecta para ver películas, fotos, leer libros o el consumo general de medios, pero al igual que con cualquier tableta, no se siente natural usar sus funciones o escribir en él con una sola mano. Sin embargo, con el tiempo, los usuarios tendrán que descubrir nuevas formas de usar e interactuar con este tipo de teléfonos. Examinamos la pantalla, y vimos que es suave, sin ondulaciones, bultos o imperfecciones que se noten de inmediato, y los ángulos de visión son excelentes.

Para cerrar el Mate X se requiere un leve grado de fuerza, ya que la bisagra Falcon Hinge es mecánica y no se mueve por sí sola. La bisagra es rígida y de alta calidad, lo que asegura que la pantalla no se abrirá o cerrará indiscriminadamente. Richard Yu dijo que la pantalla plegable se ha probado a 100,000 pliegues y que todo el teléfono ha pasado por pruebas de caída sustanciales. Inicialmente, se requirieron pruebas adicionales para solucionar un problema donde las líneas se mostraban a lo largo del pliegue mismo, pero este problema fue claramente resuelto.

Web, visuales y multitareas

El software de Android se sintió fluido y funcional. Samsung, el rival actual de Huawei en esta área, todavía no ha permitido que los periodistas prueben el Galaxy Fold, lo que nos hace asumir que, probablemente, no es una experiencia tan sorprendente como sugieren los llamativos videos, pero todavía está por verse. Ese no es el caso con el Mate X. El CEO de Huawei, Richard Yu, dijo que ha estado usando el teléfono durante aproximadamente una semana, y demostró cómo navega por la web y mira videos en el dispositivo que tuvimos frente a nosotros. Realizó esa labor sin problemas, y la experiencia fue similar cuando estuvo en manos de varios periodistas.

Julian Chokkattu/Digital Trends

Lo más impresionante fue la forma en que cambia sin problemas entre pantallas, a pesar de que técnicamente solo tiene una sola pantalla. La reproducción de videos en la gran pantalla desplegada cambió rápidamente a la pantalla principal cuando Yu cerró el teléfono, y luego a la pantalla trasera cuando giró el Mate X. Pudimos utilizar controles por gestos, que funcionaron con suavidad, la pantalla se sintió normal y no hubo experiencias de navegación negativas . Sin embargo, esto no está del todo listo para el lanzamiento, y en otras demostraciones hemos visto que el software se confunde, pero nuestras primeras impresiones son muy positivas.

Aplicaciones

¿Qué pasa con las apps? Yu dijo que al principio la compatibilidad con las aplicaciones era una preocupación, pero una vez que comenzaron las pruebas, la compañía encontró muchas apps adaptadas al diseño sin necesidad de modificaciones. Google Maps fue mencionado específicamente. Naturalmente, no todas las aplicaciones están listas para este desafío, y los desarrolladores deberán involucrarse para asegurarse de que funcionan correctamente.

Lanzamiento y red 5G

El Mate X es un dispositivo 5G, y esta red de próxima generación es una parte clave de su atractivo en la mente de Huawei. Por eso, el teléfono no ha sido lanzado todavía.

“El 4G no inspira y alienta a las personas, de la misma manera que lo hace 5G y un teléfono plegable”, dijo Yu, y confirmó que el lanzamiento del teléfono se producirá cuando las redes 5G estén listas para su uso comercial. “No podemos venderlo aún, porque los operadores todavía están construyendo la red. Necesitamos algo de tiempo hasta que estén listos”.

El lanzamiento del teléfono se producirá cuando las redes 5G estén listas para su uso comercial

Basados en esas declaraciones, esperamos que el Mate X se lance a  nivel global tan pronto los operadores estén listos, lo que podría ocurrir a mediados de este año. Yu parece estar de acuerdo. “Podríamos lanzar en mayo”, dijo Yu, subrayando la preparación del Mate X como una pieza de hardware. “Pero tal vez los operadores necesiten dos o tres meses para construir la red y lanzar el servicio, así que se podrá comprar este teléfono innovador en junio o julio”.

Huawei también estará motivado para mantener el Mate X hasta que una señal de 5G pueda alcanzarlo, ya que ha invertido mucho en 5G desde el lado de la infraestructura. Tener un producto futurista altamente deseable, además de empujar a los fanáticos de la tecnología hacia los beneficios de 5G, podría decirse que es más importante para Huawei a largo plazo que simplemente sacar a la venta el Mate X.

¡Qué precio!


Después de que muchos quedamos emocionados, asombrados y hasta ilusionados de tener algún día este teléfono en nuestras manos, vino la decepción al saber que el teléfono costará €2,300 euros, o alrededor de $2,600 dólares. Nos guste o no, es fácil ver por qué el Mate X cuesta tanto, y no esperamos que eso cambie en el futuro cercano. Yu dijo que el precio de los teléfonos inteligentes plegables no se reducirá durante dos o tres años, debido a la compleja pantalla y la tecnología mecánica del interior. El Huawei Mate X es la nueva tecnología de telefonía móvil más sensacional y más costosa que hemos probado en años.

¿Significa esto que debería ser tratado como un producto para los geeks como lo ueron Google Glass, Microsoft HoloLens o incluso el primer HTC Vive? En cierto modo, sí, aunque pudimos comprobar que el Mate X funciona y se siente como un producto listo para el consumidor, a diferencia de lo que ocurrió con Google Glass o HoloLens. Solo recuerda que cuando decides comprar una experiencia de próxima generación, deberás pagar un alto precio por ello, ya sea que se trate de un teléfono inteligente, un televisor, un automóvil o hasta un viaje al espacio. Además, también deberás aceptar los inconvenientes que puedan surgir.

¿Será mejor que el Galaxy Fold?


Lamentablemente, debido a que todavía no hemos probado el Samsung Galaxy Fold físicamente, es injusto comparar los dos de forma específica, y no vamos a arriesgarnos diciendo que Huawei ha logrado un diseño de una manera que Samsung no lo ha hecho, o que parece que en este momento tiene un producto más completo y utilizable. Pagarás un poco menos por el Galaxy Fold, pero si estás considerando un teléfono inteligente de más de $2,000 dólares en primer lugar, probablemente tienes el presupuesto suficiente, y unos pocos cientos de dólares probablemente no hagan mucha diferencia. Sin embargo, si tuviéramos que decidir en este momento, nuestro dinero estaría en el Mate X.

Nuestra Opinión

Usar el Huawei Mate X solo unos minutos fue emocionante, como se espera de las nuevas tecnologías. La experiencia fue lo suficientemente atractiva como para probarlo de nuevo, y tan llena de potencial que nuestras preguntas planificadas para la entrevista simplemente se nos fueron de la cabeza. Muchos se han quejado de que la industria de los teléfonos inteligentes carece de innovación. Pero, quienes piensan así, claramente no tuvieron el Mate X en sus manos.

Recomendaciones del editor