Estas son las dudas que persisten con los carros autónomos

Mientras los fabricantes continúan desarrollando vehículos autónomos, la aprobación de la tecnología entre la opinión pública permanece “estancada en neutral”, según la Asociación Automovilística Estadounidense (AAA). Según un reciente estudio, solo el 12 por ciento de los estadounidenses se sentirían seguros viajando en un coche sin conductor.

Del resto de los consultados, el 28 por ciento dijo que no sabía cómo enfrentarse a dicha tecnología. Muchos indicaron que querían más información sobre cuestiones clave de estos carros, así como la seguridad de que estarían adecuadamente regulados.

Casi la mitad (49 por ciento) señaló que quería saber qué tan vulnerables serían estos automóviles a los piratas informáticos, mientras que el 57 por ciento dijo que les gustaría tener una idea clara de quién sería legalmente responsable en caso de un choque. Además, el 51 por ciento indicó que estaba interesado en las leyes para garantizar la seguridad de esta fórmula.

“Los consumidores han dejado claro lo que se necesitará para superar sus dudas —información consistente y transparente— que los ayudará a sentirse más seguros acerca de la idea de viajar en un automóvil sin conductor“, comento el director de Ingeniería Automotriz e Industria de AAA, Greg Brannon.

Las personas podrían estar más propensas a confiar en los autónomos si estuvieran más familiarizadas con la tecnología, indicó el estudio. De los encuestados, el 42 por ciento dijo que se sentiría más seguro después de “ver o experimentar una demostración antes de subirse” a uno, mientras que el 47 por ciento supuso que se sentiría más seguro sabiendo que el carro sorteó “rigurosas pruebas e inspecciones”.

Las oportunidades de viajar en autos sin conductor actualmente están limitadas a un puñado de planes piloto. En línea con los resultados de AAA, Lyft y Aptiv han impulsado un programa en Las Vegas para lograr que más personas confíen en ellos. Waymo actualmente opera en Phoenix un servicio de dichas características, que ha recibido positivos comentarios de sus clientes.

Pero la mayoría de los encuestados también quisieran sentirse informados. Casi las tres cuartas partes (72 por ciento) dijeron que se sentirían más seguros si tuvieran la capacidad de tomar el control, mientras que el 69 por ciento preferirían a bordo un conductor humano en caso de emergencia.

Si bien la mayoría de los coches que operan actualmente en vías públicas tienen choferes de respaldo, Waymo los ha evitado. Tanto General Motors como Ford han prometido construir autos autónomos sin controles manuales. La mayoría de las compañías esperan usar autos sin conductor en los servicios de transporte compartido y entrega, donde eliminar a los conductores humanos podría generar mayores ganancias.

Recomendaciones del editor