La pintura de un Koenigsegg puede costar lo mismo que un Lamborghini

Si sufriste por el precio que te cobraron la última vez que tuviste que pintar una pieza de tu auto, espera a ver cuánto cuesta el acabado exterior del Koenigsegg Jesko: $443,400 dólares, lo mismo que podrías pagar, por ejemplo, por un Lamborghini Aventador.

La cifra se conoció gracias al millonario coleccionista de autos, y youtuber Manny Khoshbin, quien ya reservó una unidad del fabricante sueco.

El iraní publicó en su cuenta cómo es el proceso íntegro de configuración del Jesko, revelando las opciones que ofrece la marca para crear cada unidad personalizada y los precios de las mismas.

Para empezar, hay que decir que el Koenigsegg Jesko se vende en $3,780,000 de dólares y que ofrece cinco opciones de color.

Ahora, si deseas un acabado metalizado tienes que desembolsar $13,714 dólares más. ¿Prefieres uno perlado? Sale $24,592 dólares.

De acuerdo con el diario El Mundo, los precios se disparan si el cliente quiere que el exterior sea de fibra de carbono que parte en $295,578 dólares.

Aunque el extra más caro del Jesko es el acabado KNC (Koenigsegg Naked Carbon) que cuesta $443,400 dólares.

Si quieres agregarle otro opcional a tu vehículo, por ejemplo, una banda central en pintura de oro, debes agregar a la cuenta otro $43,390 dólares.

¿Y los tapices interiores? Koenigsegg incluye los tapizados en el ya elevado precio del auto. Estos pueden ser de cuero o de alcantara y están disponibles en una amplia paleta de colores.

El Koenigsegg Jesko es una bestia de 1,623 caballos de potencia y que ostenta una velocidad que sobrepasa los 500 kilómetros por hora.

Las 125 exclusivas unidades que se fabricaron ya fueron adquiridas y ahora, meses antes de que arranque la producción, los propietarios han comenzado a configurar sus superdeportivos, lo que ha permitido descubrir el disparatado precio de algunos de sus opcionales.

Recomendaciones del editor