¿Se enciende la luz de Check Engine en tu auto? Estos pueden ser los motivos

La luz con el ícono naranja en forma de motor que aparece en el grupo de instrumentos de tu automóvil no solo puede resultar molesta, sino que es una señal de que algo no va del todo bien. Si la ignoras durante mucho tiempo, esto podría provocar que tu auto te deje tirado en cualquier momento. Si vez que se enciende la luz de check engine y no tienes idea de por qué, será mejor que sigas leyendo.

Y es que esta luz advierte sobre problemas que van desde un tapa del tanque de gasolina mal cerrada (o no cerrada en lo absoluto) a fallos más graves, como el mal funcionamiento del convertidor catalítico o problemas con uno de los sensores de oxígeno del automóvil.

Fallo en el sensor de oxígeno

El sensor de oxígeno (a veces llamado sensor de O2) mide la cantidad de oxígeno no quemado que hay en el sistema de escape de un automóvil. El sensor envía estos datos a la computadora del vehículo, todo con el fin de regular correctamente la mezcla de aire y combustible que entra en los cilindros. Un automóvil seguirá funcionando, incluso si es necesario reemplazar un sensor de O2, pero quemará más combustible de lo normal. A largo plazo, un sensor de O2 malo puede dañar componentes como las bujías y el convertidor catalítico. También puede ser el responsable de que tu carro falle en una prueba de emisiones.

En promedio, un sensor de O2 de buena calidad te costará unos $175 dólares, aunque el precio de la mano de obra variará mucho, dependiendo de la marca, el modelo tu ubicación geográfica. Ah, y otra cosa: ten en cuenta que la mayoría de los autos último modelo tienen más de un sensor de O2.

Tapa de gasolina suelta

Un tapón de gasolina suelto es una de las razones más comunes por las que se enciende la luz del motor. Aunque no lo creas, la tapa es una parte crucial del sistema de flujo de combustible de un automóvil. Evita especialmente que los humos de gasolina salgan del tanque de combustible, y ayuda a mantener todo el sistema bajo la presión correcta.

Si la luz del motor se enciende inmediatamente después de haber llenado el tanque, detente y asegúrate de que la tapa no está floja… o que no esté aún en el techo de tu carro, como nos ha pasado a más de alguno. En ocasiones es necesario reemplazarla, pero no es un problema que te vaya a salir muy caro. La mayoría de las tiendas de repuestos venden tapas de gasolina de ajuste universal por unos $15 dólares.

Falla del convertidor catalíco

El convertidor catalítico está integrado en el sistema de escape de un vehículo. Convierte el monóxido de carbono generado durante el proceso de combustión en dióxido de carbono. Es una pieza bastante simple, y su fallo a menudo puede evitarse. Es una buena noticia, porque un convertidor nuevo cuesta entre $200 y $600 dólares, dependiendo de la marca del convertidor y del modelo de tu carro. Todo automóvil nuevo que funcione con gasolina vendrá con un convertidor catalítico.

Realizar mantenimiento regular a tiempo —como los cambios de aceite— es clave para mantener en buen estado el convertidor catalítico de tu vehículo. Si vives en la ciudad y manejas —principalmente— distancias cortas, date algún día un paseo por una carretera para asegurarte de que el convertidor catalítico no se obstruye. Y, como siempre, mantén tus ojos y oídos abiertos para escuchar sonidos inusuales o ver un humo descolorido saliendo por el escape.

Bujías / bobina de encendido

En pocas palabras, una bobina de encendido genera la electricidad que las bujías necesitan para encender la mezcla de combustible y aire en los cilindros. Los autos clásicos tienen una sola bobina, pero muchos vehículos modernos usan una bobina por cilindro. Si tu carro tiene un V8 bajo del capó, podrías tener ocho bobinas separadas. El monstruoso Bugatti Chiron tiene 16. En realidad, no importa cuántas tengas: una bobina que no funcione correctamente hará que se encienda la luz del motor en tu tablero. Solo recuerda que, si tu auto quema diesel, no tendrá bobinas de encendido ni bujías (¡así que no te vayas a poner a buscarlas!).

Hablando de bujías: los tapones desgastados o sucios pueden causar también una variedad de problemas, incluyendo un fallo de encendido del motor y vacilación bajo una fuerte aceleración. Una bobina gastada puede presentar los mismos síntomas y puede hacer que el motor de tu automóvil se detenga inesperadamente. Una bujía de alta calidad cuesta entre $10 y $20 dólares, mientras que una bobina generalmente está en el rango de los $50. Cambiar tú mismo las bujías también es más fácil de lo que parece.

Cables de las bujías en mal estado

Como lo adivinarás, el cable de la bujía es el encargado de transferir la electricidad desde la bobina a la bujía. Sin él, la mezcla de combustible y aire en los cilindros no se encenderá. Una gran mayoría de los autos usan un solo cable por cilindro, pero hay modelos, especialmente algunos Mercedes-Benz más antiguos, con dos bujías por cilindro y, en consecuencia, dos cables.

Los síntomas de los cables defectuosos incluyen un ralentí, una caída notable en el rendimiento del motor y un menor consumo de combustible. Prepárate a gastarte unos $50 dólares por un conjunto de cables de bujías.

Falla del sensor del flujo de aire

El sensor de flujo de aire (MAF) controla la cantidad de aire que entra en el motor. Es parte del sistema de gestión del motor, por lo que tu carro no podría ajustarse a los cambios de altitud sin él. Los síntomas de una falla del MAF incluyen un ralentí en vacío, problemas para arrancar y un cambio repentino en la posición del pedal del acelerador. El consumo reducido de gasolina y el estancamiento también pueden indicar un problema del MAF.

Problemas con una alarma de mercado secundario

Una alarma del mercado secundario (no de fábrica) puede causar estragos en tu automóvil si no está instalada correctamente. Puede drenar la batería, activar la luz de control del motor o incluso evitar que el vehículo arranque.

Si los problemas anteriores te suenan familiares, deberás llevar a que la reparen, que la reinstalen o la reemplacen por completo. Tendrás que gastarte un poco más, pero la tranquilidad que conlleva tener una alarma totalmente funcional no tiene precio.

Fuga de vacío

Olivér Svéd/123rf

Cada automóvil tiene un sistema de vacío que realiza una amplia variedad de funciones. El reforzador de freno funciona con vacío, y el sistema de vacío también ayuda a reducir las emisiones nocivas al canalizar los humos a medida que la gasolina se evapora a través del motor. Si el ralentí de tu automóvil comienza a elevarse o se asienta a una velocidad inusualmente alta, la causa podría ser una fuga de vacío.

Las mangueras de vacío pueden secarse y agrietarse a medida que envejecen, especialmente si están expuestas a calor intenso o frío extremo. Esta es la causa más común de las fugas de vacío. Otros problemas comunes incluyen accesorios agrietados y conexiones sueltas. Las conexiones de vacío cuestan solo unos pocos dólares cada una, aunque rastrear el origen de la fuga puede tomar mucho tiempo, y es costoso, si no realizas el trabajo por ti mismo.

Fallo de la válvula EGR

Dmitrii Bachtub/123rf

El sistema de recirculación de gases de escape (EGR) reduce la cantidad de óxido de nitrógeno que sale del motor del automóvil, ayudándolo a funcionar de manera más eficiente. Dirige los gases de escape a las cámaras de combustión, lo que calienta el combustible y facilita su quema. También reduce las emisiones.

La válvula EGR puede obstruirse o fallar por completo. Si sabes algo de mecánica, puedes quitar la válvula, limpiarla y reinstalarla en un tiempo relativamente corto. Si la válvula necesita ser reemplazada, espera pagar –al menos– unos $125 dólares por una unidad nueva con calidad de producto original.

Batería muerta

La batería es algo tan simple como importante; sin ella, tu automóvil no arrancará, no encenderá los faros en la carretera ni cargará tu teléfono, aunque esto último es casi lo menos importante. Las baterías de hoy duran mucho más que antes, y no requieren de mantenimiento. El precio de una nueva depende del tipo de automóvil que manejas, pero prepárate a gastar al menos $100 dólares por una batería de calidad.

Cambiar o cargar una batería por ti mismo es una tarea relativamente fácil, aunque debes tener en cuenta que en algunos autos último modelo ocultan la batería bajo innumerables cubiertas de plástico, y puede ser un poco difícil acceder a ella. Además, recuerda que desconectar la batería a menudo borrará la configuración de tu sistema estéreo. Si no tienes el código, solicítalo a tu distribuidor local antes de soltar los terminales. De lo contrario, estarás manejando en silencio.

La luz está encendida igualmente ¿Y ahora qué?

Aunque los automóviles modernos están llenos de alta tecnología, es posible descifrar por qué está encendida la luz de verificación del motor con un dispositivo que puedes conseguir por tu cuenta en las tiendas especializadas. La mayoría de los propietarios simplemente llevan su automóvil al concesionario: es la opción más lógica y fácil, pero también la más cara.

Si deseas saltarte la visita al taller de reparaciones y no hay impedimentos contractuales que te lo impidan (como una garantía extendida por parte del concesionario), gasta unos pocos dólares en un escáner OBD II compatible con Bluetooth (o un adaptador más avanzado) y descarga una aplicación compatible, como Torque, desde Google Play Store o Apple App Store. Por menos de $15 dólares, puedes hacerte del hardware y el software para tal empresa.

Una vez provisto de lo anterior, comienza por encontrar el puerto OBD II de tu carro. Por lo general, se encuentra debajo del volante o en el espacio para los pies del conductor, no lejos de la apertura del capó. Otras veces, está oculto detrás de la consola central o en un compartimento integrado en el piso. Conecta el escáner, inicia la aplicación en tu teléfono y los códigos de error almacenados en la unidad de control (ECU) del automóvil aparecerán en tu pantalla. A veces los códigos se explican claramente, pero en otras ocasiones tendrás que buscar un poco para descubrir qué significa, por ejemplo, P1301.

Hay escáneres de códigos de nivel profesional que son más precisos, pero también mucho más caros. Alternativamente, algunas tiendas de autopartes ejecutarán una prueba de diagnóstico de forma gratuita. Sin embargo, obtener un escáner Bluetooth y una aplicación te ahorrará tiempo y dinero al tiempo que te hará sentir un experto en automóviles.

Entonces ¿la luz indica cuándo debo llevar mi auto al taller?

La luz de verificación del motor proporciona una idea –a veces precisa, otras veces vaga– de lo que está mal en un automóvil. Sin embargo, no reemplaza a un mecánico experto.

En otras palabras, no esperes hasta que se encienda la luz de verificación del motor para llevar tu automóvil a revisión. La luz no te advertirá que la bomba de agua está a punto de fallar, que una de las rótulas está desgastada o que el aire acondicionado dejará de soplar. Si tu automóvil suena o sientes un olor extraño, arréglalo o llévalo a alguien que pueda hacerlo.

*Actualizado el 8 de julio de 2020 por Daniel Matus.

Recomendaciones del editor