Cómo limpiar el coche por dentro y eliminar virus

Muchos llevamos el vehículo al lavadero de coches y aspiramos su interior con cierta regularidad, pero no siempre pensamos en un aseo profundo para eliminar la suciedad y los gérmenes. Limpiar el interior de un vehículo también puede ser un asunto delicado, porque hay muchos materiales y cada uno reacciona a los productos de manera diferente. Sin embargo, hay algunos pasos sencillos que puedes seguir para limpiar el coche por dentro con la seguridad de que lo haces de una manera efectiva y sin problemas secundarios.

Más información

¿Cuál es tu objetivo?

Pastilla de jabón de color amarillo con espuma

Hay dos cuestiones a considerar: qué productos limpiarán el interior y cuáles lo higienizarán. La desinfección es mucho más difícil que la simple limpieza, en parte porque eliminar los virus y las bacterias es mucho más difícil y también porque muchos de los productos que realmente funcionan para la desinfección pueden ser muy perjudiciales para los diversos materiales del interior de tu vehículo. La buena noticia es que muchos productos de limpieza tienen detergentes que son seguros para el interior y eficaces para eliminar virus y bacterias.

¿Qué limpiadores usar

Cuero y materiales orgánicos

interior de 2020 Chrysler 300 Radar con asientos de color granate

Las toallitas de limpieza básicas para automóviles funcionan muy bien para limpiar la suciedad y la porquería y suelen tener un detergente suave, que ayuda a matar virus y bacterias. Si no tienes productos de limpieza para coches, no hay problemas. También puedes usar otros limpiadores domésticos para limpiar la tapicería de cuero de tu coche. Las toallitas desmaquilladoras pueden hacer maravillas en el cuero, porque normalmente contienen algún agente limpiador junto con una crema hidratante que evitará que los materiales orgánicos se sequen.

Aunque puede ser tentador echar alcohol para desinfectar, hay una buena razón para no aplicarlo cuando limpias el cuero y otros materiales naturales en tu vehículo. Los limpiadores a base de alcohol pueden secar los aceites naturales de las pieles. Lo creas o no, puedes usar agua y jabón en un momento dado, que también es muy bueno para matar gérmenes y virus.

Materiales sintéticos

Los materiales de interior como el vinilo y los cueros sintéticos han mejorado hasta el punto de que es casi imposible distinguirlos de los auténticos en muchos casos, pero la forma en que se comportan cuando se limpian es completamente diferente. Las fibras artificiales no tienen la misma estructura porosa que los materiales naturales como el cuero, lo que las hace mucho menos susceptibles de resecarse cuando entran en contacto con el limpiador equivocado. Debes evitar el uso de lejía, alcohol, amoníaco u otros limpiadores fuertes. Limpiarlos con otros productos será mucho más fácil. Usa un limpiador de automóviles como Armor All para las superficies sintéticas o uno que contenga detergente.

Superficies pintadas

Letras de un Mercedes-AMG GT 43 4MATIC de color rojo

No se recomienda limpiar la pintura del vehículo con jabón para platos, porque puede quitar la cera y otros materiales protectores y permitir que la pintura se dañe. Encontrarás los mismos problemas cuando uses alcohol. Puedes utilizar lejía si es absolutamente necesario, pero asegúrate de que esté muy diluida. Si no quieres limpiar el exterior de tu vehículo y no tienes una solución especial para el lavado de coches, el agua corriente puede eliminar la peor parte de la suciedad sin dañar la pintura.

La Madre Naturaleza

Si tu objetivo es matar gérmenes, podrías usar lo que la Madre Naturaleza te ofrece gratis: la luz del sol. Ford ha lanzado recientemente una actualización de software para sus vehículos de su flota de servicio público que eleva la temperatura de las cabinas a 133 grados Fahrenheit, pero en algunas partes del país el sol lo hará por ti. Si al interior de tu vehículo le da la luz solar sostenida y lo expones a temperaturas abrasadoras durante al menos 15 minutos al día, es probable que estés matando muchas de las bacterias y virus dañinos que residen ahí.

Lo que no debes usar

Hay bastantes limpiadores domésticos que hacen maravillas en tu cocina pero causarán estragos en tu coche. Si debes usar toallitas Lysol o Clorox, asegúrate de que el producto que estás usando no contenga lejía. Los desinfectantes en aerosol también pueden ser difíciles, porque sólo matan las bacterias y los virus al contacto, así que tendrás que asegurarte de que estás rociando toda la superficie para que el limpiador sea efectivo. También evita los limpiadores que contienen amoníaco, especialmente cuando los apliques sobre y alrededor de los aparatos electrónicos y las pantallas de tu vehículo. El amoníaco puede quitar las capas protectoras y dañar las pantallas táctiles sensibles.

El transporte público

Vehículo de transporte público

Los que tenemos que tomar el autobús o utilizar un servicio de transporte compartido como Uber o Lyft estamos en una situación un poco más estresante, porque el transporte que tomamos todos los días también lo utilizan cientos de personas de manera regular. Si te encuentras estresado por quién tocó la manija de la puerta antes que tú, hay algunas soluciones fáciles. Las toallitas sanitarias personales que contienen alcohol son una gran manera de limpiarlas y también de agarrarlas en el transporte público. No podrás hacer mucho con los asientos –la mayoría de los conductores de Uber fruncirán el ceño al tener a alguien fregando el interior de su vehículo– pero puedes asegurarte de lavarte bien las manos después de tu desplazamiento.

Recomendaciones del editor