Super Mario Run: Nuestra primera impresión

Jugar Super Mario Run es tan divertido, desafiante y gratificante como cualquier fan de Nintendo podría haber esperado.

El género “runner”, en el que tu personaje corre y se mueve automáticamente, ha florecido en los teléfonos gracias a su simplicidad, y sin duda Super Mario Run es una gran idea para un videojuego de esta categoría.

RelacionadoSuper Mario y Pokémon Go hicieron una aparición en la conferencia de Apple


Aunque Nintendo casi nunca se ha aventurado fuera de su propio hardware como el Wii U y 3DS para los lanzamientos de juegos (salvo algunos juegos de arcade y de PC), cada una de las personas que conforman las legiones de fanáticos de la compañía tiene un teléfono, y por lo tanto, puede jugarlo.  Este juego compite con la serie de Rayman “Run” de juegos móviles de Ubisoft (Rayman Jungle Run, Rayman Fiesta Run, etc.), como la plena realización de este género.

Controlar el movimiento de los personajes de izquierda a derecha reduce su libertad, pero también convierte los juegos de este tipo de plataformas en una experiencia más estratégica. Los mejores juegos que se ejecutan son esencialmente rompecabezas de ritmo rápido que le piden al jugador romper la regla de movimiento forzado, para acceder a las áreas que inicialmente parecen imposibles.

Super Mario Run entiende este estilo de juego, y muchas veces te encontrarás enfrentando duras decisiones en una fracción de segundo. ¿Debes completar un salto rápidamente para perseguir una cadena de monedas que desaparecerán en unos segundos? ¿O deberías saltar hacia arriba, lo que te permite retroceder, y luego saltar a una repisa que guarda un objeto secreto? Esto y más añade emoción a la estrategia.

RelacionadoSuper Mario y Pokémon Go hicieron una aparición en la conferencia de Apple

Los niveles de Mario Run se dividen en seis mundos de cuatro recorridos cada uno, para un total de 24 mapas. Eso puede parecer fácil, pero cada nivel es como un agujero negro en el que podrías caer una y otra vez.  A través de cada uno de estos niveles se encuentran dispersas cinco monedas de color rosa en lugares a menudo difíciles de alcanzar. Una vez que las obtengas, el curso cambia para incluir otras cinco monedas, ahora de color morado,  más difíciles aún de conseguir. Y si al fin logras hacerlo, aparecerá  otro quinteto de monedas, ahora de color negro.

Los niveles son más complicados cada vez, y si para muchos conseguir las moneditas rosas les resultará difícil, seguramente los fanáticos obsesivos perderán horas perfeccionando un camino a través de cada versión de cada curso.

Diferentes bloques te permiten avanzar hacia adelante o hacia atrás, y también te encontraras con los ya conocidos enemigos de Mario. El comportamiento de los goombas, koopas, boos, hongos y más, es tan creativo como en cualquier juego normal de este personaje.

Los tres primeros niveles son libres y puedes jugarlos tantas veces como quieras, pero el resto está bloqueado. El precio es un pago único de $10 dólares, (técnicamente $9,99) lo que parece justo para un juego de Nintendo, a pesar de ser alto para un juego móvil.

Es cuando vas más allá de la emoción inicial de jugar Super Mario Run que las cosas se complican, y no de una buena manera. Las monedas que ganas mientras juegas pueden ser utilizadas para edificios y decoraciones (como árboles y flores) en tu Mushroom Kingdom, que Bowser arruinó cuando secuestró a Peach la primera vez que abriste la aplicación.

El reino de Mushroom Kingdom sólo toma una pantalla inicialmente, aunque puede ser expandido. El juego comienza con una “Red Bonus Game House”, que te permite jugar un breve mini-juego que sólo se puede acceder cada ocho horas. Casi cualquier otra cosa que desees construir requiere otras formas de pago además de monedas.

Relacionado¿Son los videojuegos un producto o arte? Miyamoto da su opinión

En conclusión, pese a todo Super Mario Run cumple su misión. Trae a Mario a iOS con un diseño de nivel inteligente y la acción rápida que todos sus fanáticos esperarían. Cualquier persona preocupada de que la calidad pueda ser mermada para apelar a una audiencia más amplia, no debe preocuparse. El juego plantea un desafío constante, sobre todo si desea perfeccionar cada nivel.

La principal observación de críticos y fanáticos es que ahora Nintendo decidió abrazar los trucos habituales de los juegos móviles. Funciones como mini-juegos temporales y múltiples monedas son una estratagema obvia para mantener a los usuarios volviendo por más, pero al mismo tiempo son una manera de cubrir la modesta cantidad de contenido. La mayoría de los juegos de Mario tienen más de 100 niveles, así que en comparación, 24 no son muchos.

El número relativamente pequeño de niveles significa que Super Mario Run puede seguir realizando nuevos trucos en forma consistente a medida que avanza. Mario sigue siendo una divertida serie para cualquier tipo de plataformas porque Nintendo sabe mezclar lo familiar con lo nuevo y Super Mario Run no es una excepción.