Probamos el FIFA 17

Probamos la nueva versión de FIFA 17 y esto fue lo que encontramos.

Un nuevo motor, un nuevo modo de juego tipo historia, y en general un videojuego más real, pero, como todo en la vida hay un pero, la táctica fija.

Relacionado: FIFA 17 revela sus novedades en E3 2016

En términos del flujo del juego, no cambió mucho en relación al FIFA 16, aunque las diferencias son pequeñas, si se notan en el transcurso del juego, cuando hay pelota detenida, ahí es donde los cambios son abismales, sin olvidar que ahora tenemos entrenadores reales, no genéricos como en la versión anterior.

También encontramos “The Journey” un modo historia que sin duda es el mayor cambio de FIFA 17, hablaremos de ello más adelante.

En mi opinión, los pases y los tiros al arco son mejores en FIFA 17, hay más ayuda, y si, me gusta jugar el juego en modo asistido en su totalidad, pienso que se disfruta más y lo hace más divertido.

Los pases y tiros ahora son más precisos, aunque por otro lado cuando no se tiene la pelota y se está defendiendo, se torna más complicado recuperarla.

EA Sports cambió algunas interacciones en el juego, una carateristicas llamas “Active Ingellinege System”, entiendo que eso le da un toque realista al juego, y en efecto eso se logra de manera fenomenal.

Lo peor de este juego es cuando hablamos de la pelota parada, ahí es donde creo que los desarrolladores de FIFA 17 cometieron un gran error, para citar sus palabras hicieron una “reescritura de la pelota parada”, ahora se puede modificar todo, exageradamente todo.

En tiros libres, el chanfle o comba de la bola, parte interna o parte externa, potencia y dirección, en teoría se escucha como algo super “cool” pero en la práctica se vuelve super complicado.

Los tiros de equina ahora son dirigibles a una zona determinada y hasta se puede seleccionar al compañero que queremos que cabecee, suena fabuloso en la teoría pero en la práctica no tanto.

Ahora donde si arruinaron el juego fue en los penales.

Es casi imposible anotar un penal, ellos dicen “le quisimos poner personalidad a los penales”, y vaya que lo hicieron, pero de tal forma que se tornan imposibles de mandar al fondo de las redes.

La mejor parte del juego es “The Journey” que tiene la tecnología Frostbite, este modo historia se centra en un personaje ficcional llamado Alex Hunter, un joven que sueña con ser jugador profesional.

Este modo se compone de tres partes, los diálogos entre él, su mejor amigo, su abuelo, su madre, sus contrincantes y sus entrenadores, juegos de 11 vs. 11 y una serie de ejercicios de habilidad, similares a los encontrados en FIFA 16, pero ahora te daran puntos por completarlos correctamente.

Este modo puede resultar aburrido y lento, es más parecido a los videojuegos situacionales que a los de deportes, mucho diálogo y poca acción, cabe mencionar que los diálogos se pueden modificar en la forma que Alex responde, pueden ser retadores o tranquilos.

Relacionado: Conoce ‘The Journey’ en la demo del FIFA 17

No te daran puntos por los diálogos, pero si por lo juegos de 11 vs. 11 en donde puedes controlar al equipo completo de Alex o solo a él. Los ejercicios de habilidad también te dan puntos.

El objetivo es hacer que Hunter juegue en un equipo profesional, con los juegos y ejercicios, irás subiendo de nivel según tu puntaje, puedes seleccionar a qué equipo quieres que llegue Alex y en que posición, en mi caso seleccione al Chelsea FC como lo puse como mediocampista creativo.

Al final es una buena opción para humanizar más el juego, James Rodríguez fungió como consultor para hacer de el juego algo más real.

En conclusion, “The Journey” es suficiente para ir corriendo a la tienda a comprar el juego, los pequeños cambios y los grandes cambios, hacer del juego algo más disfrutable y retador al mismo tiempo.

Como fanático del FIFA, estoy seguro que pasaré muchas horas enfrente de la tele jugando hasta el cansancio.

Nota: probamos FIFA 17 para PS4 en un TV LG de 4K.