Nintendo podría desarrollar controles para celulares

Nintendo lanzó su primer videojuego móvil hace unos meses y ahora la firma nipona podría estar desarrollando periféricos para los teléfonos inteligentes, según reporta Ars Technica.

Durante una reunión con inversionistas, Shinya Takahashi, el gerente de planeación y desarrollo de entretenimiento de Nintendo, fue cuestionado sobre la posibilidad de llevar controles físicos a dispositivos móviles.

Relacionado: Nintendo anuncia la nueva plataforma “NX” y una posible video consola

“Los controles físicos para aplicaciones de dispositivos inteligentes están disponibles en el mercado y es posible que podamos desarrollar algo nuevo por nosotros mismos”, dijo Takahashi.

Sin embargo, Takahashi también sugirió que Nintendo seguirá enfocándose en desarrollar videojuegos para dispositivos que no usen controles.

“Creo que el camino que está pensando Nintendo es mirar si los juegos de acción son posibles de crear sin un control físico para dispositivos inteligentes, y como podemos hacer que esto pase para crear un buen juego”, dijo Takahashi.

Sobre los juegos de acción, Takahashi comentó que Nintendo va desarrollar “aplicaciones, y no solo juego de acción, en consideración de lo que mejor representa una aplicación estilo Nintendo, incluyendo aplicaciones para todos, desde niños hasta mayores”.

Miitomo, la primera aplicación de Nintendo para los dispositivos móvil, ha sido descargada más de 10 millones de veces. Tras su éxito con Miitomo, Nintendo tiene planeado lanzar cinco videojuegos móviles más antes de que finalice marzo de 2017. Dos de los videojuegos estarán basados en Fire Emblem y Animal Crossing.

Por ahora, no sabemos si el control físico de Nintendo llegará al mercado, ya que la empresa no ha dado ninguna declaración oficial sobre algún periférico para los teléfonos inteligentes. Pero sí sabemos que seguirán insertándose en el mundo de los teléfonos.

Mientras tanto, Nintendo sigue apostando a su consola NX, que es una especie de tablet con controles que podría refrescar el mercado de las consolas portátiles cuando salga al mercado el próximo año.