¿Qué pasa cuando juegas Pokémon Go y manejas?

La Policía en Melbourne, Australia, había llegado a pensar que algo así pasaría. Por eso, decidió poner carteles por la ciudad advirtiendo a la gente: “No conduzca y juegue a Pokémon”.

Y es que, al parecer, por jugar a Pokémon Go, que se ha convertido en un fenómeno global, un conductor de 19 años de edad, no vio la escuela que de repente se le cruzó por delante de su vehículo, lo que le hizo girar bruscamente a la derecha.

Relacionado: Pokémon Go no resultó ser tan lucrativo para Nintendo

El hombre “estaba tratando de capturar una criatura de la app Pokémon Go cuando perdió el control”, dijo la policía en un mensaje de Facebook. Las cosas empezaron a ir ya mal cuando se acercó a una rotonda. Él trataba de capear o sortear el tráfico con un teléfono en frente de su cara mientras jugaba al Pokémon Go. “Se salió de la carretera, a través de una cerca, y se dirigió a un edificio de la escuela”, dijo la policía. Por suerte, no hubo lesiones.

Consciente de que los fans de Pokémon Go estarían dispuestos a escuchar todos los detalles relacionados con el desafortunado incidente, los policías continuaron. “El joven, de 19 años de edad, no subió de nivel ni para recoger cualquier polvo de estrellas o caramelos, solamente los residuos del accidente”, añadiendo que “cualquier PokéBalls, huevos o pociones que le quedaban al conductor sólo captaron la atención de la policía, dejando al salvaje Pokémon para otro día”.

Relacionado: Si estás en estos lugares, por favor no juegues Pokémon Go

Se espera que al conductor se le acuse de conducción negligente. Pokémon Go, el nuevo juego de realidad aumentada que se ha convertido en todo un fenómeno de los juegos móviles, desde su lanzamiento hace apenas unas semanas, es claramente una creación maravillosa, pero también puede resultar peligroso si no se juega en los lugares adecuados.

Conscientes de este hecho, la compañía Uber ha advertido a a su amplia flota de conductores que observen bien a otros que puedan estar jugando, así como a los peatones obsesionados con Pokémon Go que caminan distraídos.

Y, para no perder la oportunidad de hacer más dinero, la compañía también está animando a sus conductores a conocer la ubicación de algunos Pokéstops para que puedan acercarse hasta ellos con la esperanza de poder trasladar a los jugadores interesados en dirigirse a la siguiente parada.