Pokémon Go ya está prohibido en este país

Irán se ha convertido en el primer país del mundo en prohibir oficialmente el juego de realidad aumentada Pokémon Go.

El Consejo Superior de Espacio Virtuales de Irán — un departamento oficial encargado de regular la tecnologías de consumo e Internet del país — ha prohibido el videojuego por motivos de seguridad, según informa el sitio británico BBC.

Relacionado: En Japón, los jugadores de Pokémon Go atrapan… multas

El juego es el más popular de la historia y ha alcanzado ya más de 100 millones de descargas sin estar disponible todavía en todo el mundo.

Aunque las autoridades no han dado motivo concreto por el bloqueo, algunos creen que el juego puede traer problemas y poner en riesgo la vida de los jugadores, ya que utiliza lugares reales usando el GPS de los teléfonos inteligentes.

“Debido a que el juego tiene una mezcla de virtual y físico, puede generar muchos problemas para el país y para la gente, en términos de seguridad”, dijo el fiscal general adjunto Abdulsamad Joram Abadi al canal de noticias Tasnim.

Sin embargo, el bloqueo no ha logrado detener a los jóvenes que verdaderamente quieren descargar la aplicación desarrollada por Niantic. En Irán la censura de las redes sociales como Facebook y Twitter son cotidianas. Por lo tanto, los jóvenes están están acostumbrados a utilizar VPNs, que simulan otra ubicación geográfica para descargar apps a su teléfono.

Irán no es el único país que ha mostrado su escepticismo ante Pokémon Go. A principios de este mes las autoridades militares israelíes prohibieron a sus soldados jugar a Pokémon Go para impedir filtraciones de información. Mientras tanto, un clérigo saudí ha emitido un bloqueo contra el videojuego en ciertos territorios de Arabia Saudita alegando que el videojuego contiene imágenes prohibidas que violan las leyes islámicas.

Representantes religiosos en India también quieren prohibir el juego por “promocionar a Satán” y por poner en peligro a los jugadores y provocar accidentes. Sin embargo, el juego no ha sido prohibido por el gobierno hindú.