¿Es ésta la cámara de 360 grados más pequeña del mundo?

Una nueva cámara en miniatura de 360 grados afirma ser la más pequeña del mundo. La cámara Moka360 es el último proyecto de Mokacam que ha sido financiado con éxito a través de Indiegogo, recaudando casi $150.000 dólares, un monto muy por encima de su modesto objetivo inicial de $25.000.

A diferencia de las opciones más grandes y más caras de otros fabricantes, la cámara Moka360 no supera la resolución de 2K. Lo que le falta en la nitidez, sin embargo, espera compensar con la facilidad de uso, como estabilización de la imagen, unión automática de tomas, un diseño de control simplificado y compatibilidad con iOS y Android.

Por supuesto, esta no es la primera cámara de 360 grados con objetivos similares. Hace sólo seis meses informamos sobre el Nico360, otra cámara VR en miniatura. También presentada por sus creadores como “la más pequeña del mundo” en su género, recaudó casi $350,000 dólares. Independientemente de cuál sea la opinión de algunos críticos respecto al fenómeno de VR, parece que existe una gran cantidad de personas que desean este tipo de cámaras portátiles. Al menos en Hong Kong, de donde provienen tanto Nico como Moka.

Las similitudes entre estas dos cámaras no terminan ahí. Ambas cuentan con características parecidas, como streaming en vivo, estabilización de imagen y cajas resistentes al agua, y se comparan orgullosamente con las cámaras que originalmente abrieron brecha en este campo, la Samsung Gear 360 y Ricoh Theta S, una comparación que parece favorecer significativamente a las recién llegadas.

Asumiendo que las versiones finales lleguen al mercado, las dos cámaras serían bastante accesibles, con Nico360 costando  $250 dólares y la Moka360 sólo $200. Mientras que ambas dicen ser las más pequeñas y quieren quedarse con el título, la Nico parece tener un ligera ventaja con sus 46 x 46 x 28 milímetros y 96 gramos, en comparación con 56 x 51 x 28mm y 98 gramos de Moka.

Una característica genuinamente diferente sobre el Moka360 es su montaje magnético, que permite montarla en cualquier lugar metálico  para obtener el mismo efecto que lograríamos con un trípode instantáneo.

Al igual que con todos los proyectos de crowdfunding, se recomienda un mínimo de precaución, pero si quieres ser el orgulloso propietario de la cámara  de 360 grados más  pequeña del mundo, tienes solo unos días para respaldar el Moka360 en Indiegogo.