TAG Heuer inicia ‘un nuevo capítulo en la historia de dispositivos vestibles’ con su Carrera Connected de 1,500 dólares

Como se anticipó en semanas anteriores, TAG Heuer anunció su primer reloj inteligente, por $1,500 dólares usted podrá comprar el Carrera Connected, una colaboración de Google e Intel. El exuberante CEO de TAG Heuer Jean-Claude Biver dijo que el reloj es una labor de un año y es la unión del Valle del Reloj de Suiza con el Valle del Silicón de EE.UU.

Brian Krzanich de Intel dijo “es un nuevo capítulo en la historia de dispositivos vestibles”. La visión era crear un reloj lujoso que no pareciera reloj inteligente. Biver dijo que este será el parteaguas que marcará la pauta en la industria relojera de suiza, el dispositivo está hecho con titanio de grado 2 y lo primordial es la calidad del reloj.

Relacionado: 7 millones de Apple Watch vendidos no es suficiente para alcanzar las predicciones de los analistas

Ciertamente se ve como un TAG Heuer clásico, especialmente cuando la carátula está iluminada, tiene un impresión masculina, cada aspecto del reloj está hecho a la imagen y semejanza de un reloj suizo, esto contrasta con el aspecto moderno del Apple Watch y del Huawei Watch, se asemeja más al LG G Watch R, pero TAG Heuer tiene más material fino que plástico.

Estas disponible en siete colores, y tiene una carátula de 46 mm, el grueso del cuerpo es de 12.8 mm, 3 mm más grueso que el Apple Watch, todavía no tenemos todos los detalles, pero sabemos que tiene un procesador Intel, 4GB de memoria, Wi-Fi y Bluetooth, Android Wear cómo OS y no tiene GPS ni sensor de pulso o alguna bocina, solo un vibrador para alertas, según Bloomberg, la batería puede durar hasta 30 horas antes de necesitar ser recargada en su dedicado USB Dock.

Relacionado: Google, Intel y Tag Heuer se unen para competir con el Apple Watch

TAG Heuer está considerando que el reloj pueda ser obsoleto en 2 años, y ofrece el “eternity on a box” es decir si usted decide que el Carrera Connected no es para usted, solo basta ir a un distribuidor y cambiarlo por un Carrera tradicional, si así lo desea, el gesto le costará unos $1,500 dólares adicionales.

En EE.UU., TAG Heuer ya está vendiendo el Carrera Connected en 20 distribuidores.