Investigadores crean con éxito una pantalla OLED wearable y textil

Todavía estamos lejos de tener pantallas verdaderamente ponibles, pero gracias a los investigadores coreanos, ese futuro no está tan lejos como pensábamos.

Unos investigadores han creado las primeras pantallas OLED que son verdaderamente ponibles.

Relacionado: LG tendrá celular con pantalla flexible ¿Antes que Samsung?

Según Business Korea, dos equipos de investigación de KAIST y Kolon Glotech se han unido y han creado una tecnología OLED que permite que las pantallas funcionen sobre un sustrato textil.

El resultado es una pantalla que es mucho más flexible que las de la competencia, aunque las pantallas flexibles, plegables y ponibles ya se han desarrollado previamente con OLED.

Debido a que las OLED son pantallas que se auto iluminan, pueden ser pantallas delgadas y flexibles basadas en las placas de plástico utilizadas en su producción. Pero este material es un factor limitante, al igual que lo son las pantallas. Las OLED no son conocidas por su durabilidad y se rompen fácilmente.

Simplemente, el hecho de poner estas pantallas en un pedazo de tela ya es difícil. Las telas típicas son demasiado ásperas y se expanden en función de la temperatura. La tecnología sigue siendo demasiado frágil.

Sin embargo, la solución de estos investigadores ha sido crear algo nuevo. Han elegido un tejido que se asemeja a un panel de vidrio, pero conserva la naturaleza flexible de las telas. De manera que las OLED se fijaron a este material similar al vidrio.

KAIST y Kolon Glotech tienen todas sus esperanzas puestas en el futuro de estas pantallas textiles. “Las OLED textiles, que son más flexibles que el plástico y tienen una alta fiabilidad, se espera que contribuyan al desarrollo de pantallas cómodas y portables“, subraya el profesor Choi Kyung-chul.

Las OLED de este tejido que se desarrollaron tenían una vida útil superior a 1,000 horas. Si permanecieran inactivas, podrían durar más de 3,500 horas. No se pueden comparar, todavía, con las pantallas a las que estamos acostumbrados, pero es un gran paso en la creación de pantallas ponibles o vestibles.

Se espera que esta investigación perfeccione dicha tecnología hasta que podamos usar de verdad y en el día a día estas pantallas tejidas en nuestra ropa.