Samsung promete mejores monitores de salud

Con  la difusión de los dispositivos vestibles como relojes y pulseras, las aplicaciones que monitorizan la salud y el estado físico en tiempo real han sido la tendencia más destacada del 2015. 

Samsung quiere aprovechar este impulso y anuncia la llegada de sus nuevos procesadores “todo-en-uno” que se conocerán con el nombre de Bio-Procesador y que promete revolucionar simultáneamente el mundo de los portátiles y del ejercicio con dispositivos más livianos y potentes.

RelacionadoRealidad virtual para todos: Samsung y Oculus lanzan el Gear VR

El Bio-Processor (por su nombre en inglés), integra un microcontrolador, un circuito de gestión de potencia, un procesador de señales digitales, memoria eFlash y, sobre todo, cinco sensores que constituyen el corazón del chip que pueden detectar cinco señales biométricas diferentes sin necesidad de unidades cálculo externa. Sus pequeñas dimensiones permiten una fácil integración en dispositivos portátiles especialmente dedicados y excede el monitoreo de la frecuencia cardíaca que se encuentra en la mayoría de los dispositivos actuales,  para medir también la grasa corporal, la masa muscular, la temperatura de la piel, y el nivel de estrés.

“El bioprocesador de Samsung puede procesar cinco señales biométricas” explica Ben K. Hur, el vicepresidente de marketing. “Es el chip más versátil para la salud y fitness del mercado y con su diseño integrado, es de bajo consumo eléctrico y ocupa una cuarta parte del tamaño de todos los sensores ensamblados individualmente.”

“Esperamos que abra las puertas a nuevos servicios relacionados con este campo para nuestros clientes”, concluyó Hur.

Samsung es el primero en la industria que integra tanta capacidad de registro y análisis, pero la presencia de un sensor que rastrea la actividad eléctrica del corazón (Electrocardiograma) ofrece  nuevas posibilidades en el campo de la seguridad. Nuestro ritmo cardíaco es tan individual como nuestra huella digital, y el usuario que en un futuro lleve un brazalete o Smartwatch con el Bio-Procesador en su interior, puede significar que no tendrá que introducir una contraseña para  abrir las cerraduras inteligentes de su casa o del coche, por ejemplo.

Samsung venderá el chip a otras empresas, y se espera que a partir del primer semestre del 2016 aparezcan los primeros primeros productos con el procesador.