Autobuses con WiFi circularán en Nueva York

Si tú eres uno de los dos millones de pasajeros diarios del servicio de autobuses de la ciudad de Nueva York, tu experiencia pronto “será mucho mejor”. Así lo anunció ayer el gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, al presentar las primeras 70 unidades con servicio gratuito de WiFi que circularán el populoso barrio de Queens a partir del mes de abril.

El ambicioso plan, que cuenta con una inversión inicial de 1,300 millones de dólares, pondrá en circulación entre el segundo y tercer cuatrimestre del año, otros 209 autobuses en el Bronx, 70 en Brooklyn y 18 en Manhattan.

Relacionado: Sustituirán las cabinas de teléfonos de Nueva York por estaciones de WiFi gratuito

mta-high-tech-bus02

Las unidades serán ultra modernas y contarán además con puertos de carga USB (entre 35 y 50 dependiendo del tamaño del autobús), letreros electrónicos que informarán a los viajeros acerca del viaje, la próxima parada y transferencias disponibles.

“El mundo de hoy exige la conectividad, y estamos haciendo frente a ese reto con autobuses con tecnología de última generación”, dijo el gobernador  Cuomo durante el acto, y agregó, “la actualización va a crear un fuerte sistema de transporte masivo más conveniente y más conectado en los próximos años”.

Al comentar sobre la inversión, el alcalde  de la ciudad Bill de Blasio, dijo que el acceso a Internet se ha convertido en “una necesidad, no un privilegio, y desde los puertos de carga a Wi-Fi, esta nueva flota MTA proveerá servicios críticos de tecnología que los neoyorquinos dependen cada día”.

Relacionado: Subspotting te dice si hay Wi-Fi o LTE en el metro de NY

La Autoridad Metropolitana de Transporte (MTA), planea para finales del 2020 reemplazar el 40% de su flota (unas 2,042 unidades) con autobuses de alta tecnología y el resto serán paulatinamente modernizados con WiFi y puertos USB.

De esta manera, Nueva York pasará a ser una de las ciudades con mayor acceso gratuito a internet de los Estados Unidos, ya que cuenta con servicio inalámbrico en la mayoría de los parques, en casi todas las estaciones de trenes subterráneos y el proyecto LynkNY, que sutituirá las obsoletas cabinas telefónicas y paradas de autobuses con estaciones de carga y WiFi para el público.