Investigan a Tesla por la primera muerte con piloto automático

La Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en las Carreteras (NHTSA, por sus siglas en inglés) abrió esta semana una investigación a raíz del primer accidente mortal de un automóvil eléctrico Tesla equipado con piloto automático, el sistema que permite que el vehículo se autoconduzca sin el conductor.

A través de su blog, Tesla confirmó que se trata de la primera vez en la que se produce un accidente mortal en uno de sus vehículos “S” en los más de 209 millones de kilómetros recorridos desde que se activó el piloto automático.

Relacionado: Tesla Model S logra record en Pikes Peak

“Entre todos los vehículos en Estados Unidos hay una víctima mortal por cada 151 millones de kilómetros recorridos”, dijo Tesla en su blog. La empresa también subrayó que la investigación de la NHTSA es “una evaluación preliminar” para determinar si el sistema funcionó según las expectativas.

Según la NHTSA, los hechos sucedieron el pasado 7 de mayo a las 3:40pm en una carretera en Florida. Joshua Brown de 45 años, el dueño del Modelo S, murió a consecuencia de sus heridas, indicó la NHTSA, precisando que en ese momento el vehículo se encontraba en “sistema de piloto automático”. El conductor del camión, Frank Baressi, de 62 años salió ileso.

“Era un vehículo que estaba en una autopista de doble sentido con el piloto automático activado cuando un vehículo pesado se cruzó perpendicularmente al Modelo S”, explicó Tesla. “Ni el piloto automático ni el conductor detectaron la maniobra del vehículo pesado, por lo que los frenos no fueron activados”.

A pesar de la gran cantidad de cámaras y sensores que tiene el Modelo S, ni el conductor ni el sistema del auto detectaron la parte trasera del camión.

“El cliente que ha muerto en el choque tenía una familia que le quería. Estamos más que tristes por su pérdida. Era un amigo de Tesla y de toda la comunidad del coche eléctrico”, dijo Tesla.

La carrera por el coche eléctrico aún sigue entre Tesla y Google. Sin embargo, aunque el Modelo S obtuvo la máxima puntuación de cinco estrellas en los tests realizados por la NHTSA, el sistema de piloto automático está mejorando permanente, por lo que todavía requiere que el conductor permanezca alerta.