Corea planea construir un tren supersónico

Al parecer, ingenieros en Corea del Sur se inspiraron en el plan de Elon Musk para un sistema de transporte super-rápido denominado “Hyperloop“, y ahora están trabajando en su propia tecnología, que es notablemente similar.

El Instituto de Investigación de Ferrocarriles de Corea (KRRI) reveló recientemente planes para un “tren” casi supersónico que sería capaz de transportar pasajeros entre Seúl y la ciudad de Busan, en el sur de Corea, en sólo media hora. Esa es aproximadamente la misma distancia que existe entre Washington, DC y Nueva York; es decir, un viaje que puede tomar casi cuatro horas en auto o un poco más de una hora en avión.

Relacionado:  Hyperloop aspira a revolucionar el transporte para el año 2020

Los diseños lanzados por el instituto muestran una cápsula para pasajeros de 16 asientos, que se lanzaría sin fricción a través de tubos bajo un vacío parcial, transportando a los viajeros entre ciudades a velocidades increíblemente aceleradas.

“Esperamos crear un tren ultrarrápido, que viajará dentro de un tubo de baja presión de última generación a la velocidad de un rayo”, dijo un funcionario de KRRI al Korea Times, añadiendo que estará listo en “un futuro no muy lejano”. El vocero oficial de KRRI dijo que un equipo de ingenieros experimentados primero comprobaría la viabilidad de “varias tecnologías relacionadas del formato de hiper-tubo” antes de llevar el plan a la siguiente etapa de desarrollo.

El sistema propuesto podría alcanzar velocidades de hasta 620 mph (1.000 kmh). Eso es un poco más lento que la ambición de 700 mph del Hyperloop, aunque a cualquiera de esas velocidades, los pasajeros estarán experimentando viajes en tierra mucho más rápido que cualquier otro tipo de vehículo o sistema de transporte hasta ahora en funcionamiento.

En lo que parece ser una alusión a competidores como Hyperloop One y Hyperloop Transportation Technologies, el funcionario dijo: “Muchos países como Estados Unidos, Canadá y China están compitiendo para tomar la delantera en esta tecnología futurista, y también trataremos de adelantarnos a nuestros rivales a nivel global”.

Mientras que los escépticos todavía se preguntan si la tecnología progresará realmente para convertirse en un servicio comercial totalmente operativo, las personas involucradas directamente en el desarrollo del sistema se están moviendo hacia pruebas más expansivas del diseño, como parte de un esfuerzo decidido para hacer que ésta sea una realidad.