Carro autónomo de Google podrá reconocer ciclistas

Sin duda alguna, la incorporación de carros autónomos en las calles del país traería varios beneficios. No solamente mejoraría el tráfico, sino que disminuiría los accidentes de tránsito.

Los carros autónomos podrán también comunicarse entre ellos para mejorar el tráfico en las ciudades. Lo que aún no sabíamos era si podían reconocer y entender cómo conducen los ciclistas.

Relacionado: Uber presenta su primer carro autónomo

En un comunicado de prensa publicado en la página web del proyecto, Google afirma que está tomando medidas para que los carros autónomos logren reconocer las señales hechas por los ciclistas.

Este grupo de personas está en constante exposición a sufrir accidentes de tránsito. Las carreteras por donde pueden desplazarse varían de acuerdo a las ciudades. Pueden tener un carril compartido con los autos o un pequeño carril a un lado, pero siempre la prioridad parece ser el auto.

Google busca reducir la accidentalidad de los ciclistas afirmando que en el 2014, hubo más de 50,000 ciclistas heridos y 720 muertos.

Para nadie es un secreto que ha habido un aumento drástico en el uso de la bicicleta tanto en los Estados Unidos como en otros países del mundo. Esta tendencia se ha dado en parte por un aumento del interés en la protección del medio ambiente y también por la necesidad de hacer ejercicio.

Por ello, en los Estados Unidos solamente, ha habido un aumento de casi el doble de ciclistas, pasando de 1.7 millones en el 2001 a 4 millones en el 2009.

La tendencia no disminuirá y por lo tanto se hace necesario tomar medidas para que “los carros autónomos compartan las calles de forma segura con los ciclistas.”

Relacionado: Un carro autónomo de Google cometió un error y colisionó contra un autobús

Google añade que los ciclistas “son rápidos y ágiles y en momentos se mueven más rápido que los autos (…) es difícil anticipar sus movimientos. Nuestros carros reconocen los ciclistas como usuarios únicos en la calle y están enseñados a conducir de forma especial cuando se encuentran cerca a uno”.

Esta es sin duda una característica que podría salvar la vida de cientos de ciclistas en el futuro.