Google designa a empresa responsable de sus carros autónomos

Pocas compañías han invertido tanto en el desarrollo de los carros autónomos como Google. Durante 7 años, el gigante de la tecnología ha promovido el uso de los robots para conducir autos.

Pero después de tener una flota de “burbujas” blancas que están siendo probadas, Alphabet, la empresa dueña de Google, Alphabet, decidió darle una nueva dirección al proyecto.

Relacionado: Según Fiscal, carros autónomos podrían ser utilizados en crímenes

No te asustes que el proyecto no se va a acabar. En lugar de eso, Alphabet anunció una nueva compañía llamada Waymo, que se asociará con fabricantes de automóviles para llevar la tecnología a las grandes masas.

Una historia publicada el lunes en The Information, le da credibilidad a este anuncio ya que Google considera que su idea de tener carros autónomos sin un timón o pedales no es práctica por ahora.

Esto es un gran cambio para la empresa, pero no es necesariamente algo que cambie el rumbo de lo que han hecho hasta ahora.

El CEO de Carros Autónomos de Google, John Krafcik, liderará la transición y planea mejorar cada gigabyte de la información autónoma de Google para hacer las calles más seguras y fáciles de navegar.

“Creemos que esta tecnología puede cambiar las 10 trillones de millas que los vehículos transitan cada día alrededor del mundo cada año, con formas de transporte más eficientes y seguras”, afirma Krafcik en un comunicado.

“Nuestra tecnología podrá ser útil en vehículos personales, en servicios como Uber, en logística y para solucionar problemas de transporte masivo. A largo plazo, la tecnología podría ser útil en formas que aún no nos imaginamos y podría crear nuevos productos, trabajos y servicios.

Relacionado: Singapur tendrá buses autónomos

Si hay algo que queda claro después de este cambio es que Waymo no está en el negocio de construir autos. Eso quiere decir que probablemente no veremos carros autónomos andando por ahí con el logo de Waymo, pero si podrás algún día estar relajado en la parte trasera de un auto y durmiendo mientras viajas en una autopista.