Este video muestra el humilde inicio del “droneboarding”

Si te gusta hacer snowboarding, muy seguramente este incipiente deporte llamará tu atención. Se cree que la estrella de YouTube y fabricante de drones “Valplushka” fue quien inventó el deporte, pero no es cierto.

Un usuario de YouTube llamado Kaspars Balamovskis publicó un video de una versión más adulta del deporte, un día antes que Valplushka con la intención de probar un drone hecho específicamente con la intención de halar deportistas en tablas.

Relacionado: Drones ahora pueden seguir los senderos del bosque para encontrar excursionistas perdidos

El “droneboarding” ha llegado oficialmente y con ello inicia una nueva era deportiva. Este remplazaría la motonieve y el surf con vela o “kitesurfing”.

El video de Valplushka llega “desde la Rusia soviética”, donde los drones te hacen volar”. El drone es un quadcopter de 4 libras que probablemente podría tener energía para diez minutos si el usuario fuera un niño.

Este escenario es muy lento, pero es un buen inicio.

En comparación, el video de Balamovskis muestra un drone Aerones halando un adulto. El desarrollador letón afirma que tiene fuerza de empuje de 37 kg (81 lbs), que “son suficientes para halar a un deportista de snowboard, longboard o cualquier otro deporte en el que se utilice una tabla”, afirma en un comunicado de prensa.

La compañía estaría buscando un socio para diseñar una barra.

Los espectadores están emocionados en internet. Los comentarios en ambos videos sugieren que se adapte un sistema de freno que detecte caídas para que el dron no siga volando en ese caso.

La barra y ese sistema, serían el primer paso para que el deporte se volviera en un deporte como tal. Por ejemplo, un drone utilizado para surfear podría tener un sistema de flotadores.

Relacionado: Policía holandesa utiliza águilas para interceptar drones

Pero lo más importante es la energía. Los dos videos muestran a los usuarios en una planicie. Faltaría ver si es probable que un drone hale una persona por una pendiente. Ochenta libras es una buena cantidad de energía pero no suficiente para halar una persona sobre una colina.

A medida que los drones se vayan transformando en elementos más poderosos, es seguro que el potencial que tiene para los deportes crecerá.

Mientras tanto, esperamos ver maestros de los drones ensayar este aparato en todo tipo de deportes.