¡Sorpresa! Somos extremadamente dependientes de nuestros celulares

Bank of America llegó a una conclusión que ya todos sospechábamos: los estadounidenses somos colectivamente dependientes de nuestros celulares.

Teniendo en cuenta los resultados de la compañía en su tercer reporte llamado Trends in Consumer Mobility, el banco se percató de que los consumidores tienen una abrumadora dependencia de sus dispositivos en su vida cotidiana”.

Relacionado: Preguntamos a los expertos si la adicción al celular existe

Los dispositivos móviles habrían incrementado el impacto “ en sus relaciones más cercanas y la interacción diaria, la cual admiten que se hace a través del celular”.

Así que podemos estar más conectados que nunca, pero es probablemente más grande la conexión hacia la pantalla de 5 pulgadas que tienes en la mano que a tus amigos o familia.

De acuerdo a la institución financiera, los millenials (definidos aquí como aquellos entre los 18 y 34 años) son los más dependientes de su celular. El 39% interactúa con sus dispositivos móviles más que con cualquier otro aparato o persona.

Pero incluso los estadounidenses de edades mayores tienen una conducta similar. De hecho, el 15% tienen más posibilidades de interactuar más con sus celulares que con sus hijos.

Sí, parte de nuestra dependencia se debe al hecho de que nuestros dispositivos móviles están en todas partes, a donde sea que vamos. El 59% de los encuestados afirman además que tienen más de un celular y uno de cada 4 afirma que tiene por lo menos tres.

Y mientras la mayoría de estadounidenses no están muy contentos con esta situación, esa inconformidad no ha cambiado su comportamiento.

Esto puede ser debido a que muchos se consideran la excepción a la regla: el 56% afirma que otros permanecen mucho tiempo conectados a sus celulares, pero solo el 17% admite que ellos también lo hacen.

El 55% afirma que son conscientes de la forma en que utilizan el celular mientras interactúan con otras personas, pero solo el 18% dice que los demás se comportan de la misma forma.

Y por supuesto, nuestro amor por nuestros celulares  es tan grande que si nos alejamos de ellos, nos da ansiedad. Son los millenials jóvenes quienes sienten más emociones negativas cuando no tienen un celular en su mano: aburrimiento, miedo y preocupación de no estar al día.

Con respecto al futuro, el 71% de los encuestados afirma que los “niños por debajo de la edad de 18 años se comunicará menos cara a cara en la próxima década”. El 39% dice que ellos solamente harán compras por internet o en su celular.

Relacionado: Joven chino se corta la mano para librarse de su adicción a Internet

Y por el solo hecho de que el 61% de los consumidores afirman que quieren utilizar métodos de pago móviles mediante el celular o peer-to-peer para interacciones financieras, también podríamos estar entrando a una era en la que no utilizaremos dinero en efectivo.

Puedes pulsar aquí si quieres leer el reporte completo.