Estado de Nueva York pasa ley que regula Airbnb

Sin duda, la economía compartida ha traído grandes cambios en la economía y los negocios en el mundo entero.

Aplicaciones como Uber, Taskrabbit y Airbnb han brindado oportunidades a muchas personas mientras desafían industrias poderosas, forzando los gobiernos a regular y cambiar la legislación entorno a estas compañías. El turno es ahora para Airbnb.

Relacionado: Ahora, cualquiera puede ir a Cuba y usar AirBnB

El Estado de Nueva York acaba de sancionar una ley por medio de la cual se regula el alquiler de apartamentos enteros por menos de 30 días en su Estado.

Este es un golpe enorme para la empresa que ha sacudido los cimientos de la industria hotelera. Airbnb está siendo respaldada por varias personalidades de la industria tecnológica.

El Consejo de la ciudad de Nueva York insiste en que la modalidad en que opera esta industria es la culpable de aumentar el precio de las rentas en la ciudad.

Esta es la primera acción legal que regula Airbnb en ese Estado. Lo que esta ley espera poder ejecutar es evitar que la gente cree negocios de arriendos utilizando apartamentos desocupados en la ciudad.

Quienes violen estos nuevos lineamientos tendrán que pagar una multa de $1,000 dólares, mientras que quienes violen el mandato por tercera vez pagarán $7,500 dólares.

Josh Meltzer, vocero de Airbnb declaró a TechCrunch que la empresa “se encuentra decepcionada, pero no sorprendida de que los “políticos en Albany hayan llegado a un acuerdo de último minuto con la industria hotelera, que pondría a 30,000 neoyorkinos en riesgo de bancarrota, o desalojo”.

Meltzer afirma también que esta ley hará la vida más difícil para los habitantes de la ciudad y que otros gobiernos han logrado regular esta industria de mejor forma a como lo ha hecho el Estado de Nueva York.

Relacionado: París quiere que delates a tu vecino por Airbnb

Linda Rosenthal, asambleísta del Estado afirma que la ley solamente se enfocará en personas que tengan múltiples unidades en arriendo. De esa forma se evitaría que las personas tengan negocios que operen de forma ilegal.

“Ellos son operadores comerciales que tienen múltiples unidades y aumentan el costo de la vivienda en las zonas donde operan en la ciudad”, afirma Rosenthal en NY Daily News.