Los sentimos, las modelos de Victoria’s Secret no son reales

Todos sabemos que las fotografías de modelos en las pancartas y avisos publicitarios en las revistas han sido retocadas con Photoshop.

Es una práctica muy común entre los fotógrafos y profesionales en diseño, pero una ex “retocadora” de Victoria’s Secret está denunciando cómo la industria está fuera de control.

Relacionado: Photoshop Fix, una aplicación gratuita de Adobe para editar fotos desde el móvil

La ex empleada habló sobre cómo se deciden las modificaciones corporales hechas en Photoshop en una entrevista con Refinery 29. La profesional deseó hablar en el anonimato y brindó su perspectiva sobre por qué la industria no cambiará estas prácticas pronto.

A pesar de que la entrevistada que se identifica como “Sarah”, aún trabaja en la industria, los retoques excesivos son el motivo principal por el cual ha decidido hablar sobre la práctica y continuar trabajando como freelancer en lugar de ser una profesional de tiempo completo en Photoshop.

Sarah ha decidido no tomar trabajos que incluyen disminución de cintura y retoquen en niñas modelos. A pesar de que algunas ediciones se hacen para mostrar una imagen verdadera como lo son alterar el color, muchas otras prácticas, según ella, “están fuera de control”.

Alterar la imagen corporal inicia antes de tomar la fotografía. En imágenes con vestidos de baño, las modelos utilizan el afamado sostén push-up debajo, el cual es editado posteriormente.

“Cuando utilizas un bikini strapless, es imposible que haya escote. Es físicamente imposible por la forma en que funciona la ley de la gravedad”. Los vestidos de baño han sido también rellenados anteriormente.

Durante el retoque, el sostén es removido y en muchos casos los senos se editan para que se vean más redondos, altos y grandes. “Todas son talla A”, afirma Sarah.

Y a pesar de que muchas personas asumen que las modelos han sido editadas en Photoshop para verse incluso más delgadas de lo que son, es frecuente que le pidan a la retocadora que agranden un lado y se borren las costillas.

“Las modelos son más delgadas de lo que piensas y las retocamos para que se vean más redondas”. Sarah afirma que las modelos tienen todo lo normal, incluyendo axilas sin afeitar.

Entonces, ¿por qué no utilizar una modelo más curva desde el principio?  Es ahí donde las empresas empiezan a ser mal entendidas, pues según Sarah, las modelos curvas no venden.

Cuando ella trabajaba en Victoria’s Secret, intentaron utilizar en sus avisos diferentes tipos de cuerpos: desde tonificados hasta curvos. Pero los consumidores no respondieron. “Como sociedad, fuimos quienes elegimos esto” afirma a Refinery 29.

Relacionado: Las 10 mejores apps para fotos del iPhone

El problema persiste en varias industrias, no solo en Victoria’s Secret. Compañías como Aerie han empezado a aplicar políticas anti Photoshop, pero según Sarah, solamente los consumidores pueden hace cambios.

El problema es que el público ya se acostumbró a ver modelos retocadas y no responden a las imágenes sin editar, lo que hace que el producto de la publicidad no sea exitoso en ventas.