Hombre se disparó accidentalmente mientras se tomaba una selfie

No fue su primera selfie, pero si su última. Esto le pasó a un hombre de 43 años residente de Concrete, Washington.

Según la policía, el hombre se disparó accidentalmente mientras se tomaba una selfie con su arma.

Relacionado: Fotografía falsa gana competencia de Nikon y no tardaron en llegar los chistes

El periódico The Skagit Valley Herald informó el miércoles que la víctima se disparó mortalmente en la cara al intentar tomar una selfie con lo que pensaba que era una pistola descargada.

La novia del hombre, que estaba con él cuando se activó la pistola, dijo a las autoridades que la pareja había tomado varias selfies con la pistola durante todo el día, por lo que el hombre (la policía no reveló el nombre) descargaba la pistola antes de cada sesión de fotos, y luego volvía a cargarla una vez finalizada las mismas.

Desafortunadamente, quedó una bala que no se había descargado. Pensando que el arma estaba vacía, el hombre apretó el gatillo de la pistola, mientras se apuntaba a la cabeza, lo que produjo su muerte. Según Chad Clark, el Sheriff del condado de Skagit, la muerte está siendo investigada como un accidente.

Este no es el primer caso donde una persona muere al dispararse tomando una selfie. El año pasado, un joven de 19 años de edad, en Houston, murió al tomar fotos de sí mismo con una pistola. Él también creyó que el arma estaba descargada cuando se la llevó a la cabeza, según la información que la policía compartió con KPRC.

Lo increíble de todo esto es que más personas mueren al intentar tomar selfies que por ataques de tiburones. ¿Quién lo creería? Al menos 27 personas murieron en incidentes relacionados con selfies en todo el mundo en 2015, informó el Washington Post.

El país con el mayor problema, en cuanto a muertes por selfies, con la mitad de las 27 anuales registradas el año pasado fue la India. El gobierno lo está considerando como un peligro de seguridad pública, y por ende decidió crear zonas donde las selfies están prohibidas.