Cientificos descubren proteína natural capaz de mantener más tiempo los helados sin que se derritan

Los recuerdos de la infancia de las manos pegajosas por el helado que se derrite, pronto podrán convertirse en obsoletos gracias a un nuevo ingrediente alimentario.

Investigadores de la Universidad de Dundee y la Universidad de Edimburgo (Reino Unido) han desarrollado un método para obtener una proteína llamada BsIA  y que algunos alimentos producen de forma natural a partir de bacterias y que otorga a los helados la capacidad de mantenerse estables y sin derretirse durante más tiempo, evita que se formen los cristales “arenosos” de hielo durante su elaboración, y también mejora la textura haciendo que sean más finos y suaves al paladar.

La proteína funciona mediante su adhesión a gotitas de grasa y burbujas de aire  durante la elaboración, dando lugar a una mezcla más estable y beneficiosa para los fabricantes que podrán reducir el tiempo que necesitan para congelar y mantener los helados fríos. Los distribuidores también se beneficiarían al reducirse la necesidad de mantener el producto muy frío durante el reparto y la cadena de frío se podría romper momentáneamente sin que el helado se deteriorara.

A lo anterior hay que añadir que los expertos consideran que se podrían desarrollar helados con BslA con menos grasas saturadas y menos calorías sin alterar su sabor, algo que agradecerían muchos consumidores.

El profesor Cait MacPhee, de la Universidad de la Escuela de Edimburgo de Física y Astronomía, quien dirigió el proyecto, dijo: “Estamos muy entusiasmados por el potencial que este nuevo ingrediente tiene para mejorar el helado, tanto para los consumidores como para los fabricantes.”

Por su parte, el Dr. Nicola Stanley-Wall, de la Universidad de Dundee, dijo: “Ha sido muy divertido trabajar en el uso aplicado de una proteína que se identificó inicialmente debido a su finalidad práctica en las bacterias.”

De momento los investigadores adelantan que en un periodo de 3 a 5 años aparecerán en el mercado  los nuevos helados con el ingrediente estabilizador.