Lo mejor del 2015: Conozca el único búnker privado con apartamentos de lujo

El búnker subterráneo de Colin Furze ha sido terminado de construir recientemente. Tiene una buena cocina muy bien aperada, un baño poco privado, cama, generador, televisor de pantalla plana, platillos… básicamente todo lo que necesita para sobrevivir un desastre, o puede ser también un lugar donde pasar tiempo con los amigos. Este búnker hecho en casa no tiene nada que ver con aquel ubicado en 123 Private Drive en Tifton, Georgia.

Este búnker tiene 12 cuartos y 12 baños y fue construido en 1969. Fue renovado en el 2012 para cumplir con los más recientes estándares del gobierno. Puede aguantar una bomba nuclear de 20 kilotones. Pero esas condiciones no significan que no pueda sobrevivir el fin del mundo sin lujos. El primer piso tiene un área común similar a un hotel de lujo.

RelacionadoEchamos una vistazo a la casa en Napa del desaparecido Robin Williams

La complejo esta 4 pies bajo tierra y tiene 4 apartamentos de lujo, cinco cuartos para personal de servicio, un teatro en casa para 15 personas y un área donde puede practicar con sus armas, en caso tal que deba matar zombies. Tiene un sistema de energía de tres fases y un sistema alternativo de energía solar. “En la superficie, la facilidad ofrece 2,000 pies cuadrado de espacios comerciales, 1,000 pies cuadrados renovados para personas que cuidan de otros y bajo el complejo, hay otros 14,000 pies cuadrados de espacio para disfrutar o trabajar”, afirma el comunicado de prensa.

El complejo está siendo vendido en $17.5 millones de dólares por Harry Norman Realtors y lo patrocinan como el único búnker privado de los Estados Unidos. “El tipo de comprador será alguien que tenga mucho dinero y que necesite (o  le guste) la privacidad, o bien podría ser el gobierno”, afirma Jeanne Shannon, la relacionista pública de Harry Norman Realtors a The Blaze.