Apple patenta una tecnología para bloquear fotos y vídeos en ciertos eventos

Ver a un grupo de música o a un artista en concierto suele ser una experiencia única, pero lamentablemente en los últimos tiempos, arruinada por los que sacan sus teléfonos o tabletas para inmortalizar el momento, o grabar la actuación.

Sin embargo, parece que el fenómeno está a punto de llegar a su fin.

Relacionado: YouTube permitirá transmitir videos en vivo

_90164130_apple_patent (1)

De acuerdo a una patente recientemente otorgada por la Oficina de Patentes de los EE.UU. a la empresa Apple, podría hacer uso de una tecnología que inutilizaría  las cámaras de teléfonos y tabletas de la marca durante los conciertos y otras actividades culturales o deportivas.

La patente detalla una variedad de circunstancias en que las cámaras de los móviles podrían ser activadas o desactivadas por los promotores del evento al recibir en sus sensores señales infrarrojas codificadas desde emisores emplazados alrededor del recinto.

Sin lugar a dudas, la instalación de este nuevo sistema de bloqueo, será del agrado de la mayoría de las estrellas de la música que les gustaría que la gente simplemente se concentrara en el espectáculo, ya que han pagado para verlo.

El mes pasado la cantante británica Adele, interrumpió su concierto para pedirle a uno de sus fans que quitara su cámara y trípode y disfrutara de la música.

Por su parte, los fanáticos de la Alicia Keys, también deberán acostumbrarse dejar de usar sus teléfonos celulares en futuros conciertos. La cantante está poniendo en práctica una nueva política que, si bien permite a los aficionados entrar al lugar con sus teléfonos, les obliga a poner los dispositivos dentro de una funda Yondr que sólo puede ser abierta por los organizadores después del espectáculo.

No creo que todos los artistas estén de acuerdo con las nuevas tecnologías, y en ésta época de Instagram,Twitter vídeosSnapchat y otros,  algunos utilizan los móviles como instrumento de promoción sacando su celular en plena actuación para hacerse fotos o grabar vídeos desde el escenario.

Parece ser que la prohibición del uso de los móviles en conciertos y otros eventos públicos terminará siendo un concepto  atractivo para muchos, pero los aficionados son los que definitivamente perderán al no tener un registro de su experiencia para poder rememorarla meses o años después.