Alemania construye autopista para bicicletas

Buscando hacer de su país un lugar más amigable con el medio ambiente, el gobierno alemán inició recientemente la construcción de una calle de 100 kilómetros de largo que será utilizada exclusivamente por ciclistas. La Bicycle Autobahn toma el nombre de la autopista más famosa de Alemania y ningún tipo de vehículo motorizado podrá hacer uso de la misma. Una vez este terminada, la ruta conectará diez ciudades de Alemania occidental y cuatro populares universidades.

Muchos países europeos han hecho esfuerzos más grandes que los Estados Unidos para proveer rutas a los usuarios de bicicletas. En Alemania, hasta el 10% del tráfico se hace en bicicletas y muy seguramente, este número sería más grande si hubiera más opciones seguras para transitar en estas, sobre todo entre las ciudades más importantes. Aún si en los barrios y ciudades es común ver ciclistas, es mucho más difícil verlos entre dos ciudades o pueblos.

Relacionado: URB-E, el vehículo que se puede doblar y cargar

Gracias a la financiación de la Unión Europea, al estado del Norte del Rin y Westfalia y al grupo de desarrollo RVR, los primeros cinco kilómetros (3.1 millas) ya fueron abiertos al público. El proyecto espera asegurar fondos federales para terminar la Bicycle Autobahn rápidamente, ya que los gobiernos regionales usualmente no cuentan con la capacidad económica para promover estos grandes proyectos.

El impacto al medioambiente es claro y otras ciudades apoyan la idea. Frankfurt, Munich, London y otras ciudades importantes han propuesto sus propias rutas exclusivas para bicicletas con el fin de mejorar el medio ambiente y de descongestionar las ciudades en horas pico.

Relacionado: GreenBox:  cajas de pizzas “verdes” para proteger el medio ambiente

Cuando sean completados los 100 kilómetros (62 millas), la Bicycle Autobahn conectará varias ciudades como Duisburg, Bochum y Hamm. Será también mucho más amigable con el medio ambiente y segura para sus usuarios, pues tiene 13 pies de ancho y no pasa por áreas con automotores, ya que donde es necesario, la ruta se vuelve subterránea. Los analistas estiman que alrededor de 50,000 autos dejarán de circular cada día una vez este completado el proyecto.