#weaccept: Airbnb se compromete con hechos en su ayuda a los refugiados

El pasado domingo se jugó la 51ª versión del Súper Bowl en Houston, Texas, y todos los que lo vimos por televisión estábamos pendientes (además del juego) de sus esperados anuncios publicitarios. Cada año sucede lo mismo, sí… pero quizá éste era distinto. El ambiente político existente desde la toma de posesión de Donald Trump ha estado un tanto enrarecido, en especial después de sus primeras medidas ejecutivas.

De alguna manera, esperábamos ver y oír mensajes reivindicativos, ya que sabíamos que la prohibición de entrada al país de algunas personas por el sólo hecho de haber nacido en un país determinado, no dejaría indiferentes a grandes compañías. Y así fue. No nos equivocamos.

Relacionado: Si te vas de viaje con tus amigos, puedes rentar un castillo por Airbnb

Entre los anuncios vistos, el de Airbnb fue quizá uno de los más explícitos, y abogó claramente por la aceptación y la bienvenida de todos aquellos que vienen de fuera, sin importar su raza, religión o situación actual. Aceptación que es aún más urgente si aquellas personas vienen huyendo con sus familias de la barbarie de la guerra.

Pero #weaccept es más que un hashtag o un slogan. Es casi una declaración de principios, una postura que actúa y da la cara, y no se queda sólo en palabras o frases, sino en hechos concretos. Condenamos, sí: pero también proponemos, y actuamos en consecuencia.

Si bien hace ya tiempo venimos escuchando aquellos de que todas las personas merecen sentirse aceptadas sin importar su origen, también sabemos que no siempre se cumple. Y en caso de los refugiados es aún más grave, ya que ellos son especialmente vulnerables a recibir rechazo y odio allí donde llegan.

“Empezamos facilitando alojamiento a personas evacuadas a causa de catástrofes. Desde entonces, hemos acogido a los desplazados por 54 desastres y nos hemos asociado con organizaciones dedicadas a ofrecer ayuda a los refugiados en todo el mundo”, dicen los fundadores de Airbnb a modo de manifiesto: “Hace tan solo una semana, anunciamos que Airbnb proveerá alojamiento gratuito a refugiados y personas afectadas por el veto que les impide viajar a Estados Unidos. Desde entonces, hemos recibido incontables muestras de apoyo de nuestra comunidad que nos han servido como fuente de inspiración para dar un paso más allá”.

La empresa tiene claro cuáles son sus objetivos más inmediatos: “Facilitar alojamiento temporal en situaciones de emergencia a 100,000 personas durante los próximos cinco años”. Por el momento, se centrarán en recibir tanto a refugiados como a supervivientes de catástrofes y trabajadores humanitarios, aunque esta ayuda también se extenderá a otros grupos de desplazados.

refugiados

Pero la cosa no termina ahí:  Airbnb se compromete públicamente a destinar 4 millones de dólares durante los próximos cuatro años al Comité Internacional de Rescate “con el fin de aliviar las necesidades más urgentes de la población desplazada en todo el mundo”.

Pero todos sabemos también que la auto-complacencia es peligrosa, y por ello todas estas iniciativas son sólo el comienzo. Airbnb quiere con todo esto dar un primer paso, pero quiere también que tú te comprometas: “Te invitamos a que colabores en la medida que puedas, ya sea compartiendo tu alojamiento con los desplazados, o realizando una donación a organizaciones que socorren a aquellos que más lo necesitan”.

Lo que se persigue no es tanto una utopía como sí la base de la vida en sociedad: “Ayúdanos a crear una comunidad abierta en la que todas las personas se sientan aceptadas, independientemente de su origen. Porque podemos construir un mundo en el que este deseo se haga realidad”.