El televisor “Wallpaper” OLED de LG establece un estándar difícil de superar

La serie W7 de LG “Wallpaper” OLED TV fue una de las atracciones principales del CES 2017. Para muchos, representa lo último en diseño de televisores. Con tan sólo 2,57 mm de grosor -alrededor de tres monedas apiladas juntas- se parece más a una ventana en la pared que a cualquier televisor que hayas visto antes.

Y con un peso de 16,5 libras, el panel de visualización es lo suficientemente ligero como para colgarlo como una obra de arte, lo cual se puede hacer rápidamente con un conjunto de imanes.

RelacionadoInvestigadores crean con éxito una pantalla OLED wearable y textil

El diseño llamativo es sólo el comienzo de la historia. La serie W7 es parte de una nueva raza de Televisores OLED de LG que son más brillantes, más precisos y más capaces que cualquier otro producto que se haya presentado hasta el momento.

Mientras que el W7 en sí es sin duda un televisor notable, quizás más interesante aún es el hecho de que cada serie en la alineación OLED de LG este año utiliza el mismo panel y los mismos chips de procesamiento. Eso significa que, dependiendo de la demanda de elementos de diseño y sistemas de audio mejorados, se puede obtener la misma impresionante calidad de imagen en toda la línea, hasta la serie B7 de “entrada de serie”, que se espera que se presente en abril del 2017.

Dado el requisito de montaje exclusivo de la firma W7 OLED, LG optó por llevar a los medios y personas que publican revisiones de productos hasta los televisores, en lugar de enviar televisores a las personas, que probablemente no serían capaces de instalar temporalmente un panel que utiliza un sistema de montaje no convencional.

Nuestro colega Caleb Denison fue el afortunado que fue a San Francisco, y recibió un resumen de las novedades de OLED de LG, una fascinante gira por los laboratorios de Dolby, y aproximadamente 4 horas de tiempo a solas con una versión de producción de la firma W7 para evaluar este televisor ultra-premium. Estas son sus impresiones.

Fácil de conectar 

Además del montaje del televisor en la pared, necesitarás un mueble lo suficientemente grande como para acomodar una barra de sonido que mide 57,5 ​​× 3,3 × 8,2 pulgadas y pesa 23 libras. Esto podría ser una mesa, un gabinete de entretenimiento, o un estante robusto lo suficientemente profundo para permitir conexiones de cable.

La barra de sonido equipada con Dolby Atmos del W7 sirve no solamente como la fuente sónica del sistema, sino que también alberga la fuente de alimentación del panel de visualización, el procesamiento, las tomas de entrada/salida y todas las demás conexiones que encontrarías escondidas detrás de la parte posterior de un televisor convencional. Ese hardware tenía que estar en alguna parte, y como este es el primer paso de LG en un producto muy imaginativo, decidieron agruparlo en una barra de sonido.

El cable que conecta la barra de sonido con el panel de visualización es un cable ancho y plano, con una textura sutil adecuada para que se lo pueda pintar, así que si quieres puedes estirar el cable desde la barra de sonido al televisor y simplemente pintarlo del mismo color que tu pared.

Todos los componentes se conectarán a la barra de sonido, probablemente a uno de los cuatro puertos HDMI disponibles, aunque también se puede hacer una conexión de video utilizando un conjunto de cables de salida suministrados. Tres puertos USB (uno de los cuales es USB 3.0) también están disponibles para reproducir fotos, video o archivos de música. Y si deseas emplear algún tipo de sistema de audio externo puedes usar un cable óptico, o el puerto HDMI 2 habilitado para ARC.

El montaje del panel es fácil. Un par de anclas para pared son lo que se necesita para asegurar a tu muro una placa de montaje delgada y ligera. De allí, el panel se fija a la placa colgando en dos montajes pequeños, y se asegura más lejos por una variedad de imanes. El panel literalmente se encaja en su lugar.

Colores más vívidos en condiciones brillantes

El W7 no presenta una gran variedad de nuevas características adicionales en relación con los modelos de la serie 6 del año pasado, pero lo que es nuevo es notable, y todo tiene un efecto significativo en el funcionamiento total del televisor.

Por ejemplo, LG ha añadido un “polarizador neutro de negro OLED” a la película antirreflectante existente de la TV para ayudar a mantener los niveles de negro en los cuartos brillantes. Anteriormente, se veía un poco de púrpura en el televisor con luces fuertes alrededor, pero ahora con el polarizador, la pantalla tiene un color negro profundo en la mayoría de las situaciones. LG también ha permitido controles de brillo más finos y ahora hay un rango más amplio de ajuste disponible.

El televisor OLED W7 Signature ha sido mejorado para ofrecer aproximadamente un 25 por ciento más de luminancia. Para los ajustes de cine, esto significa que el televisor alcanzará un máximo de 540 nits, aunque el televisor tiene un brillo máximo en los modos de imagen Vivid y Standard.

Las bandas de color se han reducido significativamente gracias a estas mejorías. Aún se puede ver en contenido comprimido procedente de servicios de streaming, pero es mucho mejor de lo que era antes, dando ahora un producto muy cercano al contenido de la fuente original.

Más opciones de HDR

Como antes, LG continúa presentando tanto Dolby Vision como HDR10, pero este año agrega soporte para Hybrid Log Gamma (HLG) para emisiones HDR over-the-air, junto con un nuevo estilo de HDR que está siendo desarrollado por Technicolor. Si te parece que eso suena como demasiados formatos de HDR, tienes razón. La variedad de opciones HDR sigue siendo un punto de confusión, pero afortunadamente, LG está listo para manejar todos ellos.

El control remoto ‘Magic Motion’

Los televisores de LG son fáciles de utilizar gracias a su interfaz WebOS, ahora en la versión 3.5, y en este caso más aún. El mando a distancia alargado de “Magic Motion” de LG continúa siendo uno de los controles remotos televisivos mejor diseñados que hemos utilizado, con teclas numéricas que se pueden asignar para llamar aplicaciones e inputs específicos cuando están presionados. También tiene botones dedicados para Netflix y Amazon.

Los ajustes se acceden fácilmente usando el software WebOS 3.5 de LG, y ahora hay aún más opciones de imagen. Para el modo SDR, hay un modo ISF-Night y ISD-Day, por lo que los calibradores profesionales pueden configurar el televisor para un rendimiento óptimo en habitaciones luminosas o en las que son oscuras.

De forma similar, LG ha añadido un modo HDR Cinema Home a su preselección HDR Cinema existente. Esto permite a los usuarios tener una configuración de HDR de habitación clara y oscura, lo que parece particularmente útil porque el exceso de brillo puede inspirar entrecerrarse en entornos de visualización oscuros.

La barra de sonido

Ojalá pudiéramos ser un poco más entusiastas acerca de la barra de sonido Dolby Atmos W7 Signature OLED . Suena muy bien, pero el sonido surround no es tan bueno como muchos esperaban. Para ser justos, durante la prueba hubo momentos en los que el efecto de sonido envolvente virtual fue muy convincente, pero no siempre es el caso.

Parece que hay un conjunto muy específico de condiciones ambientales, combinadas con ubicaciones de asientos muy específicas, que deben unirse para hacer que el efecto envolvente virtual Dolby Atmos cobre vida.
Durante la evaluación las personas se trasladaron a varios puestos de asiento, tratando de obtener la impresión de sonido provenía de la pantalla y no la barra de sonido, y tratando de sentir efectos procedentes de la pantalla en lugar de la barra de sonido debajo de ella.

Los propietarios potenciales de OLED Signature W7 deben reducir sus expectativas un poco con respecto a las demandas de sonido surround que LG fabrica, y en su lugar se centran en el hecho de que la calidad de sonido del sistema es mucho mejor que en cualquier televisor sin barra de sonido. El bajo es amplio sin ser extremadamente profundo, el rango medio no se eleva notoriamente, y los agudos, aunque no refinados, se abstienen de ser agresivos o abrasivos.

Nuestra impresión final

El LG W7 Signature TV OLED es un logro notable para LG, y un televisor líder en su clase. Esto es lo que un producto insignia debería ser, y recibe un alto grado de aprobación por parte de Digital Trends. Nuestros colegas le dan entre 4.5 y 5 estrellas simplemente porque algunos afirman que no existe un “televisor perfecto”.  Pero a pesar de las dudas ligeras que existen sobre la barra de sonido, estamos admirados por su impresionante diseño y excelente calidad de imagen.

Si quieres gastar menos o prescindir de la barra de sonido, entonces no tienes que decidirte por el W7, y puedes comprar uno de los otros LG OLEDs de LG. Pero si quieres un televisor que casi parece un cartel en la pared, el W7 es único. LG ha hecho lo que ningún otro ha hecho antes, y creemos que merecen reconocimiento.

¿Hay una mejor alternativa?

Es posible que la próxima Bravia OLED TV de Sony pueda ser muy competitiva, pero posiblemente no sea significativamente superior a la LG W7 Signature. Esta es una oferta tan única que las alternativas serán difíciles de encontrar. Como mínimo, ningún competidor tiene un producto tan delgado.

¿Cuánto tiempo va a durar?

Teniendo en cuenta que LG ha equipado el OLED W7 con procesadores avanzados capaces de ser actualizados para cubrir todos los formatos previsibles de HDR, diría que esto es como el futuro de la televisión como se podía esperar. También creemos que uno puede esperar obtener por lo menos 100.000 horas de visualización de este televisor antes de cualquier desvanecimiento notable.

¿Deberías comprarlo?

Si tienes el dinero y quieres el televisor más delgado, moderno y atractivo, entonces absolutamente deberías comprar el LG Signature W7 TV OLED. Sí, el precio es un poco excesivo y sólo deseas disfrutar la increíble calidad de imagen que LG 2017 OLED entrega, obtendrás exactamente lo mismo a menos costo en la serie B7 o C7.

Por el momento, el precio de venta del televisor LG Signature W7 TV OLED es de $8,000 dólares.