Facebook at Work ya tiene su propio Messenger: Work Chat

Facebook anunció que introducirá un chat para su plataforma Facebook at Work, una versión de la plataforma social que permite a colegas del trabajo compartir información y colaborar en una red social privada. Work Chat es similar al Messenger que está en la aplicación estándar de Facebook. Con ella, compañeros de trabajo pueden participar en grupos de chat, compartir fotos y videos, hacer llamadas de voz y mensajear a miembros del equipo individualmente.

La primera versión de Work Chat apareció la semana pasada en la tienda de Google Play y una versión para iOS estará disponible pronto, aunque no se conoce la fecha con precisión.

Relacionado: Ignore a su ex con la ayuda de Facebook

Alrededor de 300 organizaciones están testeando Facebook at Work desde enero de este año. Importantes compañías como el Royal Bank of Scotland participan del proceso. Pero no solo las grandes corporaciones tienen este privilegio, cientos de pequeñas firmas también forman parte del selecto grupo.

“Facebook at Work te permite crear un cuenta de trabajo, separada de tu cuenta personal. Con Facebook at Work, puedes usar las herramientas de Facebook para interactuar con tus compañeros de trabajo. Las cosas que compartas usando tu cuenta de trabajo solo serán visibles para tus colegas”, explica la red social en su website.

El producto suena muy parecido a lo que ofrece Yammer, HipChat o Slack. Estas tres son plataformas ampliamente usadas con las que Facebook deberá competir. Slack es conocida por lo bien que se integra con herramientas como lo son las diferentes aplicaciones de Google o de Project Management. Pero, por otro lado,  Facebook tiene el atractivo y la ventaja de ser una plataforma que es muy conocida y usada, sobre todo, por la fuerza laboral que entra y entrará al mercado de trabajo en los próximos años. Esto será un buen punto de partida para el nuevo servicio del gigante tecnológico, y el principio del fin para sus competidores.

Facebook también quiere integrarse con terceras partes, aunque, usualmente, sucede lo inverso; las aplicaciones son hechas para integrase con Facebook y no al revés. Esto será, al menos, hasta que Facebook lance sus propias herramientas de productividad en algún momento futuro.