Trump nuevamente al ataque en Twitter después de decir que será “más restringido”

A menos de 48 horas de una entrevista en la que el nuevo presidente electo se comprometió a ser “más restringido” en su uso de los medios sociales, nuevamente volvió a utilizarlos de la manera que lo caracterizó durante los últimos meses.

Es un hecho sabido que los candidatos a la presidencia de los Estados Unidos utilizan el poder de los medios sociales durante su campaña, lo que los conecta directamente con su ejército de seguidores y simpatizantes. Pero el nuevo presidente electo,  Donald Trump, es particularmente conocido por la avalancha de tweets que en cientos de ocasiones lanzó al ciberespacio; muchas veces, según críticos, sin pensarlo dos veces antes de escribir.

Relacionado¿Cómo afectará la presidencia de Trump al campo de la tecnología?

Durante la campaña electoral más divisiva de los tiempos modernos, Trump había estado bombardeando continuamente con tweets sobre “Crooked Hillary,” la construcción de un muro en la frontera sur, y hasta viciosos ataques personales a miembros de la prensa o personajes públicos (todos recordamos lo que dijo de Rosie O’Donnell o hasta de Alicia Machado).

Pero ahora que se le han dado las proverbiales llaves de la Casa Blanca, Trump afirma que va a ser mucho más cuidadoso con el uso de Twitter de aquí en adelante. “Voy a ser más restringido, eso inclusive si lo uso, voy a ser muy restringido,” dijo al programa “60 Minutes” en una entrevista grabada el viernes y que se difundió el domingo por CBS.

Al hablar de los medios sociales, que él cree que le ayudaron a asegurar la victoria sorpresiva en las elecciones de la semana pasada, Trump dijo a la periodista Lesley Stahl, “Sí, realmente creo que el hecho de que tengo tanto poder en términos de números con Facebook, Twitter, Instagram … Creo que me ayudó a ganar todas estas carreras en las que otros han estado gastando mucho más dinero del que yo gasté.”

Trump dijo que él cree que cuenta con 28 millones de personas que actualmente lo siguen en las redes sociales, lo que calificó de “una gran forma de comunicación.”

“Hace que corra la voz”, dijo a Stahl. “Cuando se dé una mala historia o cuando se presenta una historia inexacta … tengo un método para luchar.”

Es cierto que desde su victoria el pasado martes, parece que Trump ha estado haciendo el esfuerzo de refrenar un poco los tweets impulsivos que lo caracterizaron durante la campaña. Por lo menos por unos días, la mayoría de los mensajes trataron de ser conciliatorios y positivos.

Pero Trump no pudo evitar caer de nuevo en un modo más combativo dentro de las 48 horas de su entrevista con CBS, usando una vez más Tweeter para salir al ataque. Esta vez, se estrelló contra The New York Times, una publicación que él considera haber sido hostil hacia él y su equipo. The Times, por su parte, insiste en que “informó sobre los dos candidatos con equidad.”

Solo resta esperar y ver si Trump realmente puede ser “muy restringido” en Twitter en las próximas semanas, meses o años, o si simplemente no puede resistirse a presionar el botón de Tweet cada vez que siente la necesidad de expresarse. Esperemos que antes de hacerlo, lo piense dos veces.