Tinder trata de cerrar la aplicación 3nder de citas

Si estas a la búsqueda de cómo hacer más interesante la relación con tu pareja, te sorprenderá saber que existe una aplicación para ello y se llama 3nder (se pronuncia Trinder). Compatible con dispositivos  iOS, te permitirá encontrar una tercera persona para hacer lo que en la jerga se llama una “ménage à trois”.

La aplicación no es nueva, y en realidad existe desde febrero del 2014, pero pese a su éxito de alcanzar el millón de usuarios activos a nivel mundial, siempre se ha difundido de manera discreta.

Relacionado: ¿Pagarías por la aplicación de Tinder?

“No hacemos ningún tipo de marketing o publicidad para atraer suscriptores” explicó Dimo Trifonov, un joven de 25 años nacido en Bulgaria y fundadorde la compañía basada en Londres, durante una entrevista.

“Cobramos una cuota mensual de $13 por el ingreso y el aumento de suscriptores saltó al 500% en este año solamente”, agregó.

Casi un tercio de las cuentas creadas en 3nder son de parejas y la mayoría pertenecen a la generación del milenio, según Trifonov.

“De hecho, los swingers de la vieja escuela han resistido al requisito de tener una cuenta en Facebook para acceder al sistema, pero solo está destinado a verificar las identidades”.

A pesar de nuestras garantías de privacidad, la gente decía, “No puedo iniciar sesión con Facebook, voy a perder mi trabajo”, dijo Trifonov. “Pero las personas entre 18 y 34 no están tan afectados por valores morales imaginarios”.

Pero no todo es color rosa para 3nder. La semana pasada Tinder, el gigante de las citas por internet con más de 500 millones de suscriptores, interpuso una demanda legal  para el “cese inmediato de operaciones” basado en el argumento de que su nombre es “fonéticamente similar a Tinder y puede llevar a confusiones”.

Relacionado: Sistema de puntaje de Tinder determina qué tan atractivo eres

Por su parte Trifonov argumentó en una respuesta, que el nombre es una contracción de las palabras “tres” y “Friender” y que, por tanto, la pronunciación más obvia es “threender.” También sostiene que Grindr, una aplicación de citas que abastece a los hombres homosexuales, también tiene un nombre similar y no ha generado acciones legales por parte de Tinder.

Decididos a no dejar que la demanda haga perder la fuente de trabajo del equipo de ocho personas detrás de la aplicación, han llevado la lucha a los medios sociales en una campaña “Tinder quiere matar a 3nder” y para la cual han creando #TinderSuckMySocks , alentando a sus miembros a tuitear fotos de sus calcetines sucios, para demostrar que “estan tan ocupados con 3nder que a menudo se olvidan a lavar la ropa”.