Silicon Valley dice que NO compartirá las redes sociales de turistas

Varios gigantes de Silicon Valley han rechazado una nueva propuesta por el Departamento de Seguridad Nacional (DHS por sus siglas en inglés) en el cual la agencia podría preguntar por las redes sociales de todos los extranjeros que entran al país, según informa Politico.

“Si el gobierno estadounidense sigue con la propuesta del DHS, es probable que otros países harán propuestas similares de los visitantes que entran a su país, incluyendo a los ciudadanos de Estados Unidos”, escribió el Internet Association, una organización que representa a las empresas Facebook, Google y Twitter.

Relacionado: Obama presenta plan de $19 de mil millones para reforzar la seguridad cibernética de los Estados Unidos

Además, “podría tener un efecto negativo sobre el uso de las redes sociales y la libertad de expresión en línea”, continuó la declaración.

La propuesta también se enfrenta a críticas de una coalición de 28 grupos de derechos. Una carta dirigida al DHS publicada por el Center for Democracy and Technology dice que “este programa invadiría la privacidad individual y pone en peligro la libertad de expresión mientras que sería ineficaz y costoso de implementar y mantener”.

Otras agencias que se oponen a la propuesta incluyen al Electronic Frontier Foundation, the Committee to Protect Journalists, y el Consumer Federation of America.

Por su parte, el DHS declara que el formulario sería opcional y no sería un requisito obligado para entrar al país.

“Recolectar datos de redes sociales mejorará el actual proceso de investigación y proveerá al DHS mayor claridad y visibilidad a posible actividad criminal y conexiones al proveer una herramienta adicional que analistas e investigadores podrían usar para analizar e investigar el caso”, señaló la agencia.

La iniciativa llega luego del tiroteo fatal en San Bernardino en donde se descubrió que al atacante había realizado varios posts en redes sociales de que planeaba su ataque.

Hasta la fecha, nadie sabe si la propuesta podría tener éxito, pero sí habla claro de las poderosas herramientas en las que que se han convertido las redes sociales.