Tres palabras de Hillary Clinton contra Donald Trump revientan Twitter

Touché, Hillary Clinton: Touché. Parece que la primera candidata Demócrata femenina del país ha aumentado su influencia en Twitter, y todo a expensas de su rival republicano, el “conectadísimo” Donald Trump.

Ayer por la tarde, Trump —gran maestro de las diatribas de Twitter— trató a Clinton y al propio presidente Barack Obama de la forma en que él acostumbra: confrontacional y despectiva. El tweet de Trump no escatimó tampoco en su conocida inclinación por los apodos, refiriéndose en este caso a Clinton como “Crooked Hillary” (Deshonesta Hillary).

Relacionado: Videojuego te permite operar a Donald Trump

“Obama acaba de dar su apoyo a Deshonesta Hillary. Él quiere cuatro años más de Obama, pero nadie más los quiere!”

Su mensaje implícito sostenía que Hillary Clinton sólo recibía la aprobación Obama porque ella se limitaría a continuaría con la política de éste. El mensaje fue retuiteado 25,000 veces, una cifra bastante modesta para la maquinaria de Trump.

Pero posiblemente, ni el candidato republicano, ni nadie de su círculo de asesores, podrían haber predicho la discreta, pero imparable la respuesta de Clinton. Y utilizando sólo tres palabras; 17 caracteres: “delete your account”: “elimina tu cuenta”, seguido del link del tweet de Trump, ofreciendo esas tres palabras de hilarante consejo. Y todo subió como la espuma.

El tweet de Clinton sugiriendo borrar el perfil de Donal Trump fue retuiteado 300,000 veces en un lapso de sólo seis horas, convirtiéndolo en el tweet más popular de la campaña presidencial hasta este momento —además de ser el tweet más popular de Hillary Clinton de todos los tiempos. A este ritmo, podría incluso llegar a superar el famoso tweet con el que Obama celebró su reelección en 2012, a pesar de que necesita aún de una buena cantidad de re-tweets para alcanzar ese hito.

En cualquier caso, Clinton no puede arrogarse la “creación” del “delete your account”, una fórmula ya conocida en Twitter para tratar con crítica e ironía a algún tweet desafortunado. Si embargo, es justo reconocerle la velocidad de reacción, y certero golpe lanzado al corazón de la maquinaria “tuitera” de Trump.

Y claro: no mucho tiempo tuvo que pasar para que la red comenzase a llenarse de GIF y otros memes con la ya famosa respuesta. Y Trump, obviamente, no podía quedarse inmóvil. Usando nuevamente la red social, le preguntó directamente a Clinton si había sido en verdad ella la quien había pensado en aquella réplica, o alguno de sus 823 asesores. Además, aprovechó para volver a sacar a colación la desaparición de 33,000 correos electrónicos de su etapa de Secretaria de Estado, y que incluso motivaron una investigación del Congreso y del FBI.

Relacionado: Hillary Clinton gastará 1 millón de dólares en rebatir a sus críticos en las redes sociales

La campaña presidencial está a punto de entrar en tierra derecha, y seguro que aún veremos muchos episodios de golpes repartidos y respuestas dadas en las redes sociales. Pero es, eso sí, interesante ver cómo Clinton a dando un paso gigante con sólo un tweet, llegando a muchos de aquellos que antes apenas parecían prestarle atención, como son la gente joven conectada a Internet.