A lo Snapchat, Facebook se abre a añadir más filtros y dinamismo a tus fotos de perfil

Cada vez se hace más y más difícil mantenerse alejado de las redes sociales. Y ahora que Facebook ha aceptado lanzarse a la aventura de hacer que tu imagen de perfil se parezca más a una foto de Snap, o a un vídeo de Vine, o incluso a un GIF de Boomerang, todo se tornará incluso más confuso.

La semana pasada, la red social abrió su Profile Expression Kit para todos los desarrolladores que quieran crear aplicaciones que agreguen “más diversión en los vídeos y fotografías de los perfiles de Facebook”. Este Profile Expression Kit fue presentado por primera vez en la conferencia F8 de Facebook, donde a “un pequeño número de socios beta se les dio la oportunidad de compartir fotos y videos creados en aplicaciones de terceros, directamente en sus perfiles de Facebook”. Y ahora las compuertas se han abierto oficialmente, y tu “imagen” de perfil puede convertirse en mucho más que la foto que acostumbrabas a poner.

Relacionado: Whatsapp compartirá información con Facebook

Tal y como señala TechCrunch, herramientas como Beauty+ —la cual realza la calidad de tus selfiesMSQRD (filtros), Lollicam Stickers, y Flixel, podrían todas ser incluidas como funciones predeterminadas de la red social, así que prepárate para ver en Facebook algunas nuevas imágenes de perfiles muy coloridas y hasta móviles.

Por supuesto, Facebook examinará las solicitudes de los desarrolladores antes de permitir que trabajen en el sitio. “La aplicación deberá pasar primeramente por el proceso de revisión de aplicaciones”, señalan los de la red social. Con el fin de ganar la aprobación de la empresa de Zuckerberg, la aplicación tendrá que poseer “el propósito principal de la creación y edición de fotos o de videos, […] animando a la gente a tomarse fotos y vídeos con la cámara de frente”, y “no incluir anuncios o contenidos comerciales, como logotipos o marcas”.

Así que si estás interesado en ponerte a trabajar para Facebook, échale una mirada a la documentación, descarga el SDK e integra en él tu aplicación. Después la envías de vuelta para que los de Zuckerberg la revisen. Y mira tú: quién sabe. ¡Buena suerte!