Estudio relaciona uso de Facebook con problemas de sueño

La masificación de las redes sociales pueden haber generado la sensación de que puedes perderte de algo importante si no revisas tus cuentas constantemente.

Pero por primera vez, un estudio asoció esta compulsión a algo más tangible: la falta de sueño.

Relacionado: Ahora Facebook te avisa si alguien se hace pasar por ti

Para algunos, revisar las notificaciones de Facebook dejó de ser una costumbre y se transformó en una compulsión que puede estar contribuyendo a la falta de sueño. Este efecto es más general en la categoría de jóvenes adultos.

Investigadores de la Universidad de Pittsburg revisaron los hábitos en las redes sociales de 1,700 adultos de 19 a 32 años y se dieron cuenta de que aquellos que revisan su Facebook por más de una hora al día o aquellos que lo revisaron antes de dormir, tenían más probabilidades de tener un sueño alterado.

“Es una de las primeras evidencias de que las redes sociales pueden impactar nuestro sueño”, afirma la autora Jessica C. Levenson, Ph.D e investigadora de pos doctorado del Departamento de Psiquiatría de la Universidad de Pittsburg.

“La doctora añade que “es el único estudio que examina la asociación entre el uso de las redes sociales y el sueño en jóvenes adultos que son, sin duda alguna, la primera generación en haber crecido con las redes sociales”.

El joven adulto promedio pasa un poco más de una hora revisando sus redes sociales (Facebook, Snapchat, Twitter, Tumblr, Instagram, entre otras), y lo hace alrededor de 30 veces a la semana.

Aquellos que utilizaban las redes de forma más frecuente, tenían tes veces más posibilidades que los otros en tener problemas para dormir.

“Este hecho indica que la frecuencia con que visitas las redes sociales tiene una relación con las dificultades al dormir más que la cantidad de tiempo que pasas en las redes”, afirma Levenston.

“En esos casos se necesitarían intervenciones para controlar el comportamiento obsesivo que implica estar revisando las redes con frecuencia, y el cual sería más efectivo”, añade.

No está del todo claro cómo las redes sociales contribuyen a la falta de sueño. Puede tratarse también el uso de los celulares en general, y no necesariamente las redes sociales como tales.

Puede ser que las redes estén apoderándose del tiempo de los usuarios, o que la luz azul de los celulares alteren el ritmo circadiano de los usuarios en horas nocturnas.

Los investigadores sugieren que puede ser que las redes sociales “promuevan una excitación emocional, cognitiva o fisiológica al ser parte de una conversación en Facebook”, lo cual también podría crear alteraciones del sueño.

Relacionado: Apple actualiza iOS para combatir la luz azul

De cualquier manera, este es apenas el primer caso, y muchos científicos piensan que se necesitan más investigaciones para determinar cómo la salud puede verse afectada por las redes sociales.

Para peor, el problema podría derivar en un círculo vicioso: “Tener problemas del sueño puede inducir a pasar más tiempo en las redes, lo cual, a su vez, podría generar aún más problemas para dormir”, afirma el autor Senior Brian A. Primack, M.D. y Ph.D.