Etiqueta “disputado” es lo último en la guerra de Facebook contra las noticias falsas

Después de que Facebook recibiera hace unos meses una avalancha de críticas en torno a su parte en perpetuar noticias falsas, la red social más popular del mundo dio a conocer un nuevo plan para abordar el problema en su feed de noticias, y ahora, continúa implementando más estrategias.

Facebook está lanzando silenciosamente una nueva característica que marca artículos de noticias falsas con la etiqueta de “disputado”, con el objetivo de reducir la cantidad de desinformación extendida en el sitio. Una periodista de Gizmodo descubrió esta función durante el fin de semana en un artículo que resultó ser falso.

RelacionadoFacebook finalmente está probando un botón de “no me gusta”

Para activar la etiqueta que dice “disputado”, los usuarios de Facebook tienen que marcar manualmente el contenido que creen que es una noticia falsa, lo cual lo envía hasta el personal de un pequeño grupo de sitios de verificación de hechos, como Snopes y PolitiFact. Si dos o más sitios de verificación de hechos independientes coinciden en que la noticia es falsa, el artículo obtendrá una etiqueta “disputada”, explica BizJournals.

Según explicó hace un tiempo Adam Mosseri, vicepresidente del News Feed de Facebook, la compañía se está centrando en cuatro áreas clave de mejora cuando se trata de limpiar la red de historias erróneas y noticias falsas o “fake news”.

“Hemos concentrado nuestros esfuerzos en los engaños claros difundidos por los spammers para su propia ganancia y en la participación tanto de nuestra comunidad como de terceras organizaciones”, señaló Mosseri. Y gran parte de su nueva estrategia depende de los usuarios.

La red social está también volcando su atención hacia las motivaciones financieras detrás de muchas de las historias que contienen noticias falsas. Por un lado, Facebook eliminará la posibilidad de falsificar dominios, lo que reducirá la prevalencia de sitios que pretenden ser publicaciones reales. Por otra parte, Facebook dijo que comenzará a analizar los sitios de los editores para “detectar dónde podría ser necesario adoptar medidas que refuercen la implementación de nuestras políticas”.