Estudio analiza la maquinaria de las redes sociales en China

Un nuevo estudio revela lo que el gobierno chino es capaz de hacer para distraer a sus ciudadanos de la mala publicidad de sus oficiales.

El reporte revela que la propaganda oficial publica hasta 488 millones de publicaciones falsas en las redes sociales cada año.

Relacionado: China pretende llegar a Marte

En lugar de establecer quiénes son los detractores del gobierno en la red, el Partido Comunista está más interesado en utilizar información sobre su pasado para mejorar su imagen.

Las cuentas en las redes sociales del partido son muy activas y están llenas de publicaciones falsas celebrando logros y glorias pasadas sobre sus miembros oficiales.

Los autores son académicos de la Universidad de Harvard, de Stanford y de la Universidad de California y dice ser el primer análisis empírico de gran escala hecho sobre la actividad del Partido Comunista.

“Nuestra evidencia indica que el partido no ofrece argumentos y en lugar de ello, se enfoca principalmente en distraer la atención y ganar aceptación”, dice el estudio.

También parecer ser que el partido está principalmente compuesto por empleados del gobierno (…) y no como ha sido dicho anteriormente por ciudadanos que son pagados por hacer su trabajo”.

Para hacer la investigación, los autores utilizaron la información de unos correos electrónicos que se filtraron en el 2013 y en el 2014 que provenían de la oficina en una provincia china conocida como Zhanggong.

Según Bloomberg, lograron también encontrar los perfiles de las personas mencionadas en los correos electrónicos en las redes sociales y pudieron determinar la identidad de muchos supuestos autores de las publicaciones.

Los investigadores decidieron no dar la información de las personas, ya que no se alineaba con sus objetivos académicos.

En el estudio, se determina que las redes sociales en China son tan populares como en cualquier otra región del mundo.

La red Sina Weibo tiene actualmente 222 millones de usuarios y es también utilizada por personalidades del mundo occidental como Stephen Hawking, el Primer Ministro británico David Cameron y el CEO de Apple, Tim Cook.

Sin embargo, no es inusual encontrar publicaciones falsas en las redes sociales occidentales.

A pesar de que Twitter e Instagram están prohibidas en China, tienen también mucho spam y hay una gran cantidad de comentarios molestos.

En 2014, Twitter estimó que había por lo menos, alrededor de 13 millones de usuarios falsos. En ese momento, esa suma correspondía al 5% de su base de usuarios.

Relacionado: Google actualiza su política de datos de usuarios

Tampoco es poco común que los políticos locales tengan sus maquinarias de propaganda. Hace poco se reveló que Hillary Clinton tenía un PAC que gasta millones para defenderla de detractores en la web.

Mientras tanto, otros candidatos han ganado adeptos reales en las redes de forma orgánica para apoyar a sus candidatos.