Twitter, YouTube y Facebook denunciados en Francia por contenidos racistas

Miembros de la Unión de Estudiantes Judíos de Francia (UEJF) y de las organizaciones no gubernamentales SOS Racisme y SOS Homophobie han anunciado que demandarán a Twitter, YouTube y Facebook por no haber cumplido con su obligación de suprimir contenidos “Racistas, antisemíticos y negadores del Holocausto”.

En un comunicado las tres organizaciones francesas denuncian que se han detectado, en el periodo entre el 31 de marzo y el 10 de mayo pasado, 586 comentarios negativos con información “racista, antisemita, homofóbica o que hacían apología del terrorismo o crímenes contra la humanidad”.

Relacionado: Twiter facilitará los informes sobre abusos

El presidente de la UEJF Sacha Reingewirtz, dijo que los sitios están obligados bajo el artículo 6 de la legislación francesa sobre medios digitales a suprimir en un plazo razonable comentarios derogatorios y/o que inciten al odio.

“Solo un 4% fueron suprimidos por Twitter, un 7% por YouTube y un 34% por Facebook y confiamos que nuestra denuncia permita esclarecer el funcionamiento y el perfil de los moderadores de las redes sociales”, expresó Reingewirtz.

“Teniendo en cuenta los beneficios obtenidos por YouTube, Twitter y Facebook en Francia y los pocos impuestos que pagan, su negativa a invertir en la lucha contra el odio es inaceptable. La justicia tendrá que develar el misterio que rodea el funcionamiento de los equipos de moderación de las redes sociales y por que se impide cualquier progreso serio en la reducción de los mensajes racistas y antisemitas”.

El año pasado el primer ministro francés Manuel Valls, puso en marcha una campaña de “lucha nacional contra los contenidos ilegales en las redes sociales”, y calificó como “inaceptable” la publicación de discursos racistas”.

YouTube, y Facebook dijeron a la BBC de Londres que ninguna tolera o admiten la publicación de contenidos que promuevan el odio o la violencia.

Por su parte Twitter, indicó a la publicación que defiende la libertad de expresión, pero que su política es rechazar cualquier comportamiento que rebase “la línea del abuso”.

El reclamo puede afectar enormemente a las tres compañías estadounidenses debido a que en Europa los temas de la intolerancia de cualquier tipo despiertan mucha sensibilidad. Debemos recordar que en los últimos años España, Francia y Bélgica se encuentran entre los países que sufrieron atentados terroristas que terminaron polarizando sectores de la sociedad en contra la población musulmana.