DADA, mucho más que una red social para artistas

¿Te gusta pintar, dibujar o expresar tus ideas o lo que sientes a través de una pluma, un lápiz o por qué no un ratón? Si es así, DADA podría interesarte. Esta red social es diferente ya que se centra en la comunicación no verbal. Porque en muchas ocasiones,“una imagen vale más que mil palabras” y si no que se lo digan a los más de 150,000 usuarios que ya están enganchados a esta plataforma.

Al contrario que otras redes sociales -como Facebook, Twitter o Instagram– en DADA los usuarios no comparten contenidos externos como una foto que tienen en el móvil o un GIF ya pre-diseñado. En este caso, se trata de crear contenido original dentro de la plataforma y utilizar la misma red social para compartir el material elaborado por uno mismo. “Es una red social única que no se parece a nada que haya en el mercado”, explica a Digital Trends, Beatriz Helena Ramos, CEO de DADA.

Relacionado: Magenta es el proyecto de IA de Google para crear arte

Así, tras acceder a DADA (se puede hacer a través de Facebook o Google)  el usuario se encuentra con el icono de un lápiz, así como con varios diseños de algunos usuarios.

Con esta sencilla herramienta (a modo del Paint de Microsoft) se puede empezar a dibujar utilizando un lápiz, un pincel, la goma para borrar y una paleta de colores. En este lienzo blanco digital cada usuario podrá dibujar lo que desee. Los límites físicos los marca el lienzo, pero todo dependerá de la imaginación de cada uno.

“Es una nueva manera de hacer arte desde un cómic a murales y también conversaciones con dibujos entre personas de diferentes países que no se conocen”, añade Ramos.

Aunque si te asusta el hecho de que no te dediques profesionalmente a la pintura, no tienes de qué preocuparte. DADA está pensada para cualquier persona a la que le guste dibujar, pintar o que simplemente necesite expresarse y considere que una buena manera de hacerlo es a través de dibujos.

Así, una vez ya se ha realizado uno, el usuario lo puede compartir en DADA para que otros puedan ver su obra. El resto de usuarios pueden indicar que les gusta (mediante un icono con forma de corazón como el de Instagram) o también pueden reaccionar ante el dibujo respondiendo con otro o añadiendo algún mensaje corto. La palabra no es la protagonista en DADA. La imagen, sí.

“Hemos creado un espacio donde la gente se siente segura y libre para dibujar lo que quiera. Tenemos desde una peluquera que ya ha publicado más de 1,000 dibujos hasta un contable y otras personas con profesiones que no están relacionadas con el arte”, explica Ramos, de origen venezolano.

Captura de pantalla 2016-06-13 a las 20.18.54

Para poder entablar una conversación con otro usuario a través de dibujos, el usuario debe haber obtenido previamente 200 puntos. ¿Y cómo se obtienen estos puntos? Dibujando, participando más en la plataforma y siendo muy activo. De esta manera se crea un pequeño filtro.

Sin embargo, no es necesario dibujar para disfrutar de las obras de otros. Tras acceder a esta red social, ya se pueden ver los diseños que se han ido publicando.

La idea de DADA surgió después de que Ramos, que tenía un estudio de animación en Venezuela y había tratado durante años con muchos artistas, pensara en crear una sociedad o comunidad para facilitar el proceso de contratación de un artista y exponer su trabajo. A este proyecto se sumó después Judy Mam, directora creativa y escritora.

“DADA fue pensada como una plataforma de conversación visual. Pero, en este caso, cualquiera puede hacer un dibujo y compartirlo y no sólo los artistas profesionales. La idea era democratizar el arte”, matiza Ramos. “Hicimos una herramienta de dibujo sencilla para que todo el mundo contara con las mismas condiciones”, añade.

De esta manera, todo el contenido que se publica en DADA es original y nuevo. “DADA es interesante y diferente porque se crea algo de la nada”, señala Mam, de origen mexicano.

Desde finales del año pasado, ya se han realizado más de 80,000 dibujos. Y aunque de momento la versión beta funciona más como un juego, sus promotoras están pensando en ir más lejos y en ayudar a los artistas y usuarios de DADA a rentabilizar sus trabajos. “Nos ocuparemos de monetizar las obras por ellos”, subraya Ramos.

Por ello, DADA comenzará a partir de esta semana a promocionar algunos de los diseños compartidos y realizados en la plataforma en Teepublic, una empresa dedicada y especializada en merchandising. De esta manera, algunos usuarios de DADA podrán dar a conocer su trabajo y ganar dinero con ello sin ceder la propiedad intelectual de los dibujos.

DADA-1

“Ya hay más de 80,000 dibujos en la plataforma que son perfectamente comprables y con los que se puede ilustrar la portada de un libro o una camiseta”, indica Ramos.

Asimismo, DADA está trabajando conjuntamente con Apple en su aplicación móvil que podría lanzarse en breve. Con ello, DADA espera aumentar de forma importante su comunidad de artistas y llegar a los tres millones de usuarios a finales de este año. “La oportunidad del mundo tecnológico permite un crecimiento muy grande”, señalan Ramos y Mam.

De esta manera, la comunidad de DADA también será más internacional. En un principio, gran parte de los usuarios eran latinoamericanos o españoles, pero con el paso del tiempo la plataforma ha atraído a personas de todo el mundo. “El arte es mundial y la calidad del contenido que se comparte en DADA es increíble”, concluyen.