Twitter revela cómo comemos y nos ejercitamos

Al parecer, Twitter no se trata únicamente de hashtags aburridos y de interactuar con empresas y celebridades de forma anónima.

Una nueva herramienta desarrollada por investigadores del Laboratorio de Historia Informática de la Universidad de Vermont, junto con un equipo de la Universidad de California y del MIT, están utilizando la red social para rastrear cómo los estadounidenses se ejercitan y comen.

Relacionado: ¿Podría la comida virtual convertirse en la próxima gran tendencia para perder peso?

Se trata del Lexicocalorimeter y busca miles de actividades y comidas, les asigna las calorías que contienen y añaden categorías como “ingestión de calorías” y “quema de calorías”.

Con respecto al ejercicio, no se trata únicamente de ejercicios como “correr” o “lagartijas”, sino que también incluyen actividades como “pole dancing” y “caza de lagartos”. El asunto es que los investigadores se dieron cuenta de qe una de las “actividades” favoritas de los estadounidenses es ver televisión.

El objetivo es ver cuál es el balance calórico en los cuerpos de los estadounidenses. La idea es mostrar ejemplos de cosas que se están haciendo bien o mal. Por ejemplo, Colorado da buen ejemplo al ser un lugar donde la gente “corre” y come “noodles”). Sin embargo en Mississippi se reversa la situación, ya que usualmente la actividad es “comiendo” “pastel”.

Claramente la herramienta no es lo más preciso que existe, pero es lo mejor que se puede hacer con las herramientas que brindan las redes sociales.

“Hemos vivido una explosión de información, con personas que se expresan a través de las redes sociales”, afirma Peter Dodds, un científico de la Universidad de Vermont a Digital Trends.

“Esta investigación es un intento en un utilizar dicha información para rastrear los patrones de salud en un país, estado o ciudad. Describe los resultados como un “tablero de la sociedad”.

Eventualmente se podrán rastrear estos patrones en tiempo real, pero por ahora hay que conformarse al mirar 50 millones de tuits geolocalizados publicados entre el 2011 y 2012.

“A nivel individual es interesante ya que permite que compares tu actividad con la del resto de personas en tu estado o ciudad, por ejemplo. Piedes también hacer lo mismo con respecto a un periodo de tiempo, lo cual permite que reflexiones sobre tu rutina e intereses. Si eres un oficial de una ciudad puedes rastrear si los comportamientos cambiaron después de la implementación de alguna política en específico”, añade Dodds.

Relacionado: Twitter agrega videos en vivo de Periscope a sus principales tendencias

Este es otro gran ejemplo sobre cómo la actividad en las redes sociales están documentando la forma en la que vivimos. Puedes mirar el Lexicocalorimeter aquí.