La aplicación Telegram bloquea 78 canales de ISIS

La aplicación de mensajería Telegram ha anunciado hoy que ha bloqueado el acceso a varios canales públicos de chats utilizados por ISIS para comunicarse con diversos grupos y distribuir propaganda con otros miembros y afectos.

“Nos molestó enteramos que los canales públicos de Telegram estaban siendo utilizados por ISIS para difundir su propaganda”, escribió hoy en un post público la compañia. “Estamos revisando cuidadosamente todos los correos e informes recibidos a través de abuse@telegram.org. Nos encontramos tomando las medidas necesarias para cerrar dichos canales, ya hemos bloqueado 78.”

Relacionado: La guerra contra el Estado Islámico (ISIS) llega a Internet

A pesar del bloqueo a los canales afiliados de ISIS, existen todavía muchos más. Otros canales publican declaraciones en Telegram, seguido por enlaces a otros canales de propaganda que aún están activos. ISIS ha estado usando la app como medio de comunicación desde octubre, cuando Telegram introdujo una función la cual permite a los usuarios transmitir mensajes a un número ilimitado de suscriptores.

Telegram, una startup con sede en Berlín, cuenta con un sistema de cifrado doble y dice ser “más rápido y más seguro” que su competidor WhatsApp, el cual es propiedad de Facebook. La aplicación fue puesta en marcha en el 2013, por los hermanos Nicolás y Pavel Durov, bautizados como “los Mark Zuckerberg de Rusia.”

Los usuarios pueden mandar de manera segura mensajes, fotos y documentos a otros amigos. Pueden también crear grupos de chat u organizar los llamados chats privados donde las fotos, mensajes y documentos se autodestruyen.

Es así como por medio de Telegram, ISIS utilizó los canales en diferentes idiomas para distribuir mensajes en pro del Estado Islámico. Dado que esta aplicación no es muy conocida, existe menos escrutinio.

Las reacciones de ISIS al cierre de sus canales en Telegram no se hicieron esperar declarando la guerra contra la misma, según Charlier Winter, un experto en propaganda de ISIS.