Vuvuzela: Comunicación anónima garantizada

El Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) ha desarrollado un sistema de mensajería de textos SMS. Como es de suponer, no es un sistema común y corriente. Su particularidad es que impide la trazabilidad de los SMS en la web, es decir, asegura el anonimato de sus usuarios. Si un hacker, una organización gubernamental, o quien sea, desea saber quién envió tal o cual mensaje y a quién fue dirigido, no tendrá éxito —si el intercambio de información se hizo usando este nuevo sistema.

Relacionado: ¿Quién es el Creador de Bitcoin?

Vuvuzela, el nombre del sistema en honor a la popular corneta plástica que se hizo famosa en el mundial de Sudáfrica 2010, no es el primer sistema que provee anonimato para sus usuarios. Tor quizás sea el más conocido de ellos y el más utilizado en la actualidad. Sin embargo, los científicos del MIT aseguran que Vuvuzela es superior a TOR y, de hecho, pueden sustentar esta afirmación.

El nuevo proyecto surge de un análisis que el MIT y el instituto de investigación computacional de Qatar (QCRI, por sus siglas in inglés) realizaron en conjunto. En él lograron exponer la red de datos de Tor identificando sus servers “escondidos” con un 88% de precisión. Este trabajo les permitió, a los investigadores, obtener un profundo conocimiento de los sistemas de criptología y, a la vez, desarrollar nuevas ideas de cómo mejorarlos. Es así como, con la ayuda del laboratorio de inteligencia artificial (CSAIL), el MIT desarrolló Vuvuzela.

¿Qué lo hace especial?

La principal diferencia de Vuvuzela versus sus rivales como Tor, i2P o Hornet, es que el sistema del MIT utiliza menos encriptación y más tráfico basura para lograr el anonimato. En otras palabras, genera más ruido, como la vuvuzela de Sudáfrica. Esta infinidad de tráfico falso hace imposible rastrear o la fuente o el destino de los mensajes. Este nuevo concepto impide el reconocimiento de patrones que pueden finalmente llevar al hacker o al espía al servidor original.

Además, a diferencia de Tor, los desarrolladores de Vuvuzela publicaron un informe técnico en el que muestran, matemáticamente, la robustez del nuevo sistema a la hora de resistir los análisis de tráfico. Si tienes ganas leerlo, puedes encontrarlo aquí.